Blogia
Los archivos de EL EMPERADOR DE LOS HELADOS

Blockbusters '09: "Ángeles & Demonios"

Blockbusters '09: "Ángeles & Demonios"

A Dan Brown se le pueden reprochar muchas cosas, pero nadie le negará su asombrosa capacidad para identificar el zeigeist de nuestro tiempo y articular intrigas folletinescas en torno a él. Publicada en 2000 (tres años antes que su exitosa "El código Da Vinci"), "Ángeles y demonios" es la novela que mejor sintetiza las claves del estilo Brown: un thriller a contrarreloj que aúna conspiranoia pop y amenazas de alta tecnología, con el vigente debate entre ciencia y religión como centro neurálgico. Lejos de jugar en su contra, el paso del tiempo ha hecho aún más relevantes los temas planteados en aquella primera aventura del profesor Robert Langdon: el auge del CERN, la búsqueda de la partícula de Dios y algunas de las más recientes declaraciones de Benedicto XVI hacían inevitable un "Ángeles y demonios" en forma de secuela cinematográfica de la rompetaquillas Da Vinci (2006).

La buena noticia es que Ron Howard y el guionista Akiva Goldsman han tenido el buen gusto de contratar a todo un David Koepp para que arreglara los tiempos muertos y los excesos de exposición que una adaptación demasiado literal de la novela hubiese traído consigo. La mala noticia es que no es suficiente: "Ángeles & Demonios", la película, logra ser bastante más divertida que "El código Da Vinci", pero su ritmo es artrítico en comparación con el frenético aliento pulp del original. Una cinta que contiene bombas de antimateria ocultas en el Vaticano, teorías imaginativas sobre el origen de los Illuminati y rutas psicogeográficas por la Roma oculta exigía una textura visual y narrativa llena de hipérboles. En otras palabras, "Ángeles & Demonios" necesitaba que un Timur Bekmambetov le sacase todo el partido al delirio browniano. En cambio, Howard apuesta por una corrección que no sólo pone en evidencia las carencias del original, sino que ni siquiera es capaz de conseguir que una trama que avanza bajo la amenaza de un holocausto inminente provoque la más mínima tensión en el espectador. Sólo el presunto sacrificio del Camarlengo (un ajustado Ewan McGregor) en el falso clímax nos da una idea de lo que "Ángeles & Demonios" debería haber sido: algo más cercano a "Vidocq" (2001) que a un manso recorrido turístico por la basílica de San Pedro.

 VEREDICTO: Un pequeño paso adelante con respecto al farragoso tostón de "Da Vinci", pero el profesor Langdon cinematográfico sigue necesitando una dosis más alta de locura y arrojo para ganarse la admiración del espectador. 

 TERMÓMETRO:      (2/5) 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

8 comentarios

Seth Fortuyn -

A mí me hizo bastante gracia, aunque no viera El Código...
Me jodieron muchas cosas, como la mencionada falta de ritmo (¡tiene más emoción la banda sonora que lo que aparece en pantalla!), la reiteración de algunos planos para rellenar metraje o yo-qué-sé...

Y aviso de Spoilers, la explosión es lo más destacable de la película, junto a las hostias de McGregor... por un lado te partes el culo con tanta leche y por otro te quedas ojiplático con los efectos especiales. Lamentablemente, son cinco minutos, y quitan ese delirio (me han contado) de usar las cortinas, o algo del estilo, del avión como paracaídas. Incluyen eso y hasta mi valoración global hubiera subido algún punto.

Lo que no puedo entender es cómo la gente no pilla la verdadera naturaleza de McGregor a la primera... ¡si en cuanto encierra al Concilio pone una cara de malo que espanta! ¡Y sale hasta en el trailer!

morri -

Yo no esperaba mucho, y más después de ver el Código Da Vinci.

Pero tenía curiosidad. Y tengo que despotricar. Noel tiene absoluta razón cuando dice que la peli carece de ritmo. A mí me da igual que una película sea más buena o más mala si al menos me entretiene, pero es que esta aburre.

Deberían ponerle un capítulo de 24 a Ron Howard para que sepa un poco de cómo poner tensión. La, ejem, bomba prácticamente no da miedo, ni provoca ninguna emoción. No quiero ponerme en plan "esto no es realista", pero me molesta mucho cuando una peli intenta darle una profundidad realista y tiene incongruencias por todas partes.

(A partir de aquí podrían haber spoilers)

Luego ESE final. Esa revelación que no hace que la peli tenga sentido, sino que lo pierde completamente. Hace que el argumento no tenga ni pies ni cabeza porque todas las acciones que realiza el malo durante la película no hacen pensar que éste lo sea, pero cuando se descubre que lo es; uno no piensa: "Ostras, es verdad, cuando hacia esto era porque..." No. No tiene sentido.

Y en fin, podría hablar de los diálogos a velocidad del rayo, los primeros planos a todas horas que no tienen mucho sentido (¿primer plano de una aspiradora?), supongo que será el estilo del director.

En definitiva, paro ya, en resumen, un bodrio de enormes dimensiones. Próxima parada: La fortaleza digital.

Mr. Kaplan -

No me reía tanto de -que no con- una película desde el Episodio III de Star Wars. Lo del McGregor hostiándose contra la cúpula de San Pedro en paracaídas es digno del mejor Leslie Nielsen. Impagable, truño del tres, pero impagable al fin y al cabo.

Matias -

No voy a ir a ver esta pelicula después de haberme llevado semejante fiasco con El Código Da Vinci. Sé que no tendría que pensar así... pero... no sé, si al menos hubiesen cambiado de director!

Alvy Singer -

Es el blockbuster abuelo por excelencia. ¡¡¡Lo pulp apolillado!!!! Ya en el trailer el chocheo es espectacular.

Apático -

Lo de las bombas de antimateria promete grandes alegrías, pero nada podrá superar al asesino de incógnito de una secta secreta del Opus que resulta ser un albino que va vestido de monje medieval por el mundo con un cilicio atado al muslo; ahí, pasando desapercibido cual ninja esotérico.

Criticas Cine -

Esto es puro fast food, no nos engañemos.

Alvaro -

La verdad es que no me llama mucho la peli, ya piqué con la del Código Da Vinci y no creo que lo haga con esta (al menos pagando xD ).
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres