Blogia
Los archivos de EL EMPERADOR DE LOS HELADOS

Blockbusters '08: "Hancock"

Blockbusters '08: "Hancock"

Su estatus de Superestrella Más Grande del Planeta concede a Will Smith un poder algo peligroso: el de ser uno de los pocos actores capaces, con su sola presencia, de hacer que se materialicen proyectos condenados al limbo de la pre-producción eterna. Si, a finales del año pasado, logró estrenar esa nueva versión de "Soy leyenda" con la que su productora llevaba soñando casi una década, Smith llega a su estación preferida (el verano) con otro de los partos difíciles del Hollywood actual: "Hancock" está basada en "Tonight, He Comes", un borrador de 1996 que planteaba, muchos antes del boom del cine superheroico, la idea de un Superman alcohólico y acabado. Esa revisión descreída del arquetipo está presente en el resultado final, pero también hay ecos de lo que (suponemos) han sido las diferentes reescrituras a las que se ha ido sometiendo el proyecto a lo largo de los años: así, la película pasa del humor ácido al drama de personajes, la comedia de situación, la parodia sutil, el thriller fantástico, la alegoría inteligente, el cine de catástrofes... Resulta irónico que dos entradas para el "Frankenstein" de Boris Karloff juegen un papel vital en la trama, porque "Hancock" es exactamente eso: un monstruo cosido a base de retales, cuyas costuras se notan en forma de numerosos (y, en ocasiones, abruptos) saltos genéricos.

Como en la fallida "Soy leyenda", sería injusto echarle la culpa de todo a Smith: de hecho, el actor compone uno de sus mejores trabajos hasta la fecha, que no solo recupera el carisma (moderadamente) canalla de los tiempos de Big Willie, sino que logra mantener el interés incluso en los inevitables momentos de redención por los que va pasando su personaje. Su química con el gigantesco Jason Bateman es tan potente que uno desearía que la cinta no sufriera ese gigantesco giro hacia la mitad de la trama: cuando es una comedia hiperrealista de superhéroes, "Hancock" es la película del verano; pero cuando cae en las mismas inercias del cine que intenta parodiar (el clímax final en el hospital es propio de un "Spider-Man" de Raimi), se convierte en una decepción considerable. Al final, lo que nos queda son un puñado de ideas magistrales (como, por ejemplo, que la única diferencia entre héroe y lacra social es una campaña agresiva de RRPP) sepultadas bajo un todo incoherente que, sin embargo, podría suponer el primer paso hacia una etapa de madurez del cine superheroico.

 VEREDICTO: Peter Berg sabe cómo rodar una cinta superhéroica con clase y estilazo, pero se deja llevar por las rutinas de un tipo de superproducción que él debería ser capaz de superar, especialmente en un tercer acto que reduce a cero el humor vitriólico de la premisa 

TERMÓMETRO:     (3/5)  

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

Libertino -

Es horrible!!!

morri -

La vi ayer y me pareció una película muy digna y divertida. La verdad es que la hora y cuarenta que dura la película se me pasó volando, y nunca mejor dicho.

De todas formas, no veo que haya quedado mal ese final a pesar de no acabarlo de comprender del todo, no digo nada por evitar spoilers.

Eso sí, me da en la nariz que acabarán sacando una segunda parte.

Hombre Lobo -

Esta tengo muchas ganas de verla. Aunque parece ser que, a pesar de todo el éxito que ha tenido, sigue siendo difícil esto de crear un superhéroe "de la nada", es decir, sin precedente en el mundo del cómic.

Noel -

No, aquello era como un castillo inflable en miniatura. No me atrajo mucho.

Libertino -

Bien por Bateman!!
NO pude ir porque el pase coincidió con mi vuelta momentanea al trabajo, pero dígame una cosa: ¿voló?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres