Blogia
Los archivos de EL EMPERADOR DE LOS HELADOS

Blockbusters '09: Combate de juguetes

Ya casi estamos entrando en la recta final del verano cinematográfico, un momento tan bueno como cualquier otro para que dos secciones de este blog se unan en un post especial. Es como si hiciesen el amor en lo alto de una montaña y este fuera el fruto de esa pasión prohibida. Son los juguetes basados en los blockbusters del verano de 2009, una colección de merchandising que va de lo estimulante a lo absurdo, pasando por lo asombroso y lo sencillamente ridículo. Dentro de dos semanas, eligiremos a los actores y actrices más atractivos del verano (aunque todos sabemos que nadie es rival para John Travolta en "Pelham" y Maggie Smith en "Potter 6"), pero aún hay más: antes de lunes deberían estar colgadas las críticas de "Ice Age 3" y "El Misterio del Príncipe". Tomaos este fin de semana como un Blockbuster-a-palooza.

  

X-Men Orígenes: Lobezno Es hasta cierto punto lícito que una colección de muñecos articulados basada en una superproducción concreta se tome ciertas licencias en aras de unos productos más espectaculares. Por ejemplo, las últimas películas de Batman no contenían trajes ni gadgets excesivamente molones desde el punto de vista de un consumidor en edad de fliparlo en Toys ’R Us, por lo que Mattel se tuvo que inventar al Batman Alpinista y al Joker Patinador para vender más unidades. Con el spin-off de Lobezno pasaba algo parecido, circunstancia que Hasbro ha aprovechado para aprovechar el filón de los cómics: así, las figuras de Gámbito o Deadpool no se parecen en nada a las versiones de la película, aunque eso no tiene por qué ser necesariamente malo... En cambio, el Logan cabezón sí parece haber sido modelado a partir de Hugh Jackman. ¡Incluso canta musicales de Broadway*!

(*) Es posible que esto no sea cierto.

Star Trek Los muchachos de la compañía Playmates no han puesto los phasers en modo Aturdir. Más bien, en modo Matar de Aburrimiento: las figuras artículadas no son nada del otro mundo, las réplicas de cinturones y comunicadores no son muy distintas de las de la serie de televisión y no han hecho una reproducción del puente de mando del Enterprise, sino de la simulación de la prueba Kobayashi Maru. La sala de teletransportes no está mal, pero el nivel del conjunto es tan bajo que podría hacerle perder los estribos al mismísimo Spock.

Terminator Salvation Olvidémonos de las figuras de acción articuladas, que transmiten la misma sensación de inanidad que las de "Star Trek", y centrémonos en los bustos: Kyle Reese, Marcus Wright con piel, Marcus Wright sin piel, Blair Williams y ese T-600 que se parecía a Dolph Lundgren, todos ellos asentados sobre un montón de calaveras y suciedad. De todos modos, la ausencia de un busto de John Connor para que se pelee con el resto de tu colección de muñecos es prácticamente un crimen. ¿Mi favorito? El maquillaje de Terminator, que refuerza el mensaje de la película (el enemigo somos nosotros, sólo que no lo sabemos) para que lo entiendan todos los niños.

 

G.I. Joe y Transformers: La Venganza de los Caídos Las dos únicas películas del verano que fueron juguetes antes de ser películas, lo que facilita enormemente las cosas desde el punto de vista de Hasbro. También incrementa los beneficios, con lo que todo el mundo sale ganando (en realidad, sólo gana Paramount Pictures y la propia Hasbro). G.I. Joe tiene una versión a escala de (suponemos) todos los personajes, armas y vehículos que aparecen en la película; mientras que la segunda parte de Transformers ha inspirado una auténtica avalancha de coleccionables destinados a hacer las delicias de las cuatro personas a las que nos gustó. La cabeza de Bumblebee es la pièce de résistance, pero uno tiene que tener la cabeza pequeña para disfrutarla porque, bueno, está destinada a los niños. Como todo el resto de juguetes de esta sección. Lo siento mucho.

Harry Potter y el Misterio del Príncipe No debería sorprendernos que los coleccionables de la sexta entrega potteriana estén pensados para el fan adulto (pocas figuras articuladas, muchos fotogramas enmarcados), mucho menos cuando todas y cada una de las críticas a partir de la tercera entrega hacen incapié en que "¡esta es mucho más oscura que la anterior!". Ahí está el busto del licántropo Fenrir Greyback para demostrarlo (por desgracia, no aperece dándole unos retoques a la cara del hermano mayor de Ron), aunque la fiambrera de Bellatrix Lestrange también te cualifica automáticamente como el estudiante rarito y siniestro de tu curso. Ni qué decir tiene, la quiero. A la fiambrera, me refiero. A Bellatrix... pues también.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

loqueven -

¡Un mini lobezno sólo para mi! ya era hora.¡viva!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres