Blogia
Los archivos de EL EMPERADOR DE LOS HELADOS

Top 10 Scream queens

Top 10 Scream queens

Llevamos una semana celebrando la gloria de algunos de los más grandes asesinos psicópatas de ficción, pero... ¿qué hay de sus víctimas? Un monstruo asesino no tendría sentido sin su scream queen, ambos son un binomio armónico que ha ido propulsando el género de terror prácticamente desde el principio. Sirva este Top 10 de homenaje a las víctimas (y a las que acabaron erigiéndose final girls), a las actrices que sólo necesitaron gritar para convertirse en iconos inmortales.

10 Sarah Michelle Gellar. He aquí una chica con dos personalidades bien definidas: mientras que, en su etapa televisiva, se caracterizó por poner a raya todas las semanas a vampiros y demonios; en su carrera cinematográfica se ha dejado asustar por ellos con mucho gusto. De hecho, SMG comenzó a encarnar a Buffy Summers en 1997, el mismo año en que se estrenaron "Sé lo que hicisteis el último verano" y "Scream 2", sus incursiones en el universo del guionista de moda (por aquel entonces) Kevin Williamson. Después de eso, Sarah ha seguido sufriendo ante el acoso de lo sobrenatural en "El Grito" (2004) y su secuela, en la que tenía el buen gusto de desaparecer durante los primeros compases. Su último papel de scream queen ha sido en "El Regreso" (2006), tedioso thriller psicológico que volvía a utilizar la esquizofrenia como giro final. Si no fuera por "Scooby-Doo" (2002) y la inminente "Southland Tales" (2007), casi sería legítimo hablar de encasillamiento...

9 Fay Wray. La abuela espiritual de Mary Elizabeth Winstead (por nombrar a una heredera ilustre). Pese a haber protagonizado tantas películas que da vértigo mirar su ficha en IMDb y haber conocido a más de un monstruo a lo largo de su vida (por ejemplo, a Eric von Stroheim), Fay siempre estará ligada a una película y a un monstruo concretos: "King Kong" (1933). Su icónica imagen desvalida en las gigantescas manos del gorila, unida a sus alaridos de pavor, marcó el comienzo del reinado del grito en Hollywood: la damisela en peligro funciona siempre, sea cual sea el contexto histórico. Naomi Watts tomó el relevo en el remake de 2005, pero Fay murió poco antes de poder entregárselo en persona (Peter Jackson ya había planeado un cameo para ella).

8 Soledad Miranda. No tanto una scream queen como una auténtica vampiresa, Soledad pasó a la historia como a actriz que, de no haber existido, posiblemente hubiera sido inventada por Jesús Franco. Por si su papel en "Vampyros Lesbos" (1970) no fuera suficiente para convertirla en icono pop, la muchacha también tuvo una breve carrera como cantante ("Lo que hace a las chicas llorar" es un éxito subterráneo) y una muerte trágica que ya se ha convertido en leyenda: poco después de rodar una película con el tío Jess y de firmar un contrato estelar con una productora alemana, Soledad sufrió un fatal accidente de tráfico en Lisboa. Lo que significa que murió joven, pero que, en cierto sentido, se hizo inmortal.

7 Jennifer Love Hewitt. No es necesario que una scream queen se haya pasado media vida rodando películas de terror para ser merecedora de su corona: en este caso, sólo fueron necesarias las dos primeras partes de una saga que, desde entonces, ha seguido perpetuándose a través del DVD. "Sé lo que hicisteis el último verano" (1997) y "Aún sé lo que hicisteis el último verano" (1998) llegaron en una época perfecta para convertir a su protagonista en una auténtica reina del grito, papel para el que parecía haber nacido. Desde entonces, se siente mucho más cómoda con las presencias de mal rollo, hasta el punto de actuar como su confidente en la popular serie "Entre fantasmas", el bote salvavidas de su carrera. De todos modos, el título provisional de su próximo proyecto cinematográfico sí que da miedo: "She Had Brains, a Body, and the Ability to Make Men Love Her".

6 Dee Wallace-Stone. Uno de los muchos cuasi-cameos de culto que puntúan el "Halloween" de Rob Zombie corre a cargo de esta dama del cine de terror, que interpreta a la madre adoptiva de Laurie Strode. El director sabía muy bien lo que se hacía al ficharla: aunque siempre será más recordada por su papel de madre divorciada en "E.T., el extraterrestre" (1982), Dee ha protagonizado clásicos del terror como "Las colinas tienen ojos" (1977), "Aullidos" (1981) o "Cujo" (1983). Su marido, Christopher Stone, murió de un ataque al corazón mientras ella rodaba "Agárrame esos fantasmas" (1996) en Nueva Zelanada, lo que no deja de tener su halo inquietante...

5 Marilyn Burns. Aunque nació en Pennsylvania, Mary Lynn Ann Burns vivió en Texas durante toda su infancia y adolescencia. ¿Quién mejor que ella para recorrer los bosques de tan emblemático estado, con un psicópata y su sierra mecánica a tan sólo unos pasos por detrás? "La matanza de Texas" (1974) la convirtió para siempre en Sally Hardesty, de cuya sombra no ha logrado desprenderse jamás. Como demuestra su pequeño papel en "Eaten Alive" (1977), la siguiente película de Tobe Hooper, Marilyn siguió orbitando en torno al cine de terror: hasta conseguió el papel de Linda Kasabian en "Helter-Skelter" (1976), película para la televisión inspirada en los asesinatos del 10050 de Cielo Drive. ¿Leatherface y Charles Manson? ¡No está nada mal! Marilyn tuvo un cameo testimonial en "La matanza de Texas: La nueva generación" (1994), pero aún no sabemos qué opina de la interpretación de Jessica Biel en el remake de 2003.

4 Elsa Lanchester. ¡Ninguna lista de scream queens podría estar completa sin la novia de Frankenstein! Su reacción al contemplar el monstruo con el que dos científicos locos la quieren emparejar la convirtió, casi de inmediato, en una figura inmortal del terror cinematográfico: no hay más que ver la popularidad que tiene su peculiar peinado (uno de los iconos de la Universal) cada vez que se acerca Halloween, por no hablar de los cientos de homenajes que ha tenido desde que ella lo lució como nadie en 1935. Lo curioso es que Elsa, que también interpretaba a Mary Shelley en la película de James Whale, siempre se consideró antes como una actriz de comedia que de terror, algo que demostró con creces en "Un cadáver a los postres" (1975), que prácticamente fue su retiro por la puerta grande.

3 Ingrid Pitt. Si tuviéramos que ponerle cara a la manera de entender el terror de la Hammer, ¿con cuál nos quedaríamos? ¿La aristocracia de Peter Cushing? ¿La elegancia amenazadora de Christopher Lee? ¿O la sensualidad de Ingrid Pitt? Para muchos, no hay color: ella fue la que puso el eros al tanathos de los monstruos hammerianos, o la que fusionó ambos conceptos en cintas como "The Vampire Lovers" (1970) o "Countess Dracula" (1971). Por si eso no fuera poco, también apareció en otro clásico emblemático del terror británico, "El hombre de mimbre" (1973). Actualmente, Ingrid es una venerable anciana que publica (con bastante éxito) libros autobiográficos, escribe una columna semanal en Den of Geek y contempla orgullosa su cinturón negro de karate.

2 Janet Leigh. Cualquier persona gritaría si, mientras toma una ducha en un motel de carretera, contempla cómo un maníaco vestido de señora mayor abre la cortina con un cuchillo. Lo importante es que nadie, n-a-d-i-e gritaría como lo hizo Janet Leigh es "Psicosis" (1960), mucho menos si se llama Anne Heche (la pulla oblugatoria al remake de Gus Van Sant). Norman no fue el único psicópata con el que Janet se encontró a lo largo de su carrera (antes estuvo en "Sed de mal", 1958), pero sí es el más memorable y el que hizo que entrase a formar parte del inconsciente colectivo. Aquellos gritos bajo la ducha sólo podían ser superados por alguien que los llevara en los genes...

1 Jamie Lee Curtis. Con que en los genes, ¿eh? Nuestra reina de reinas no podía ser otra que la Laurie Strode original, de la que el crítico Roger Ebert llegó a decir que fue el equivalente setentero de Boris Karloff y Christopher Lee (aunque él lo dijo en tono despectivo). Tras debutar con John Carpenter y Michael Myers en "La noche de Halloween" (1978), Jamie encandenó una serie de películas de terror que hicieron que el calificativo de scream queen se le quedara hasta corto: "La niebla" (1980), en la que compartió cartel con su madre y Adrianne Barbeau (la número 11 de la lista); "Prom Night" (1980), la respuesta canadiense a "Halloween"; "El tren del terror" (1980), una historia de venganza y disfraces letales en la que David Copperfield interpretaba a (sorpresa) un mago; y "Halloween II" (1981), en la que se descubre que Laurie y Michael son hermanos. ¿Quién puede superar eso? Años más tarde, y tras haberse establecido como una actriz de varios registros (y como Mrs. Christopher Priest), Jamie se reencontró con el psicópata que la vio nacer como actriz en "Halloween: H20" (1998) y "Halloween: Resurrection" (2002). Este año, el remake de Rob Zombie ha contado con Scout Taylor-Compton, quien parece dispuesta a seguir los pasos de su maestra: en su futuro cercano se divisan dos películas más de terror, incluyendo un remake de "Inocentada sangrienta" (1986) que la actriz define como una versión terrorífica de "Chicas malas"(2004). Jamie, ¿es hora ya de nombrar heredera?

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

Ike Janacek -

jajajajajajajaja
A Mr.Singer le han dejado pastillas de dudosa procedencia en su saco de "truco o trato"! :D

Alvy Singer abordando la cuestión desde una perspectiva sólo eminente e intermitente -

He discutido mucho sobre los escasos pormenores del especial de Halloween y he llegado a la conclusión de que ya no hay hipérbole superable en mis próximos comentarios capaz de alcanzar el radio tocado durante esta última semana.

También considero que este posteo debe terminar, tarde o temprano, en una conclusión: los especiales son en realidad flujos de sabiduría mitológica, excusas de revisitación.

Noel -

¡Ay madre!

Alvy Jengrim Filigranius Oppenheimer Millhouses Cunningham Singrathdohneisentein Luciufurus -

Hablo de la debilidad implícita de la scream queen claro, no de la EXPLÍCITA porqué entonces entraríamos en terrenos muy pantanosos y tal vez, estoy exagerándolo un tanto, en el cierre de círculo que se propiciará, esperemos, en el ya inminente, porqué este blog es en realidad un desafío a Heidegger como TODO LO BUENO DE ESTA VIDA, quinto-especial-de-halloween.

Alvy Creepozoid Alvarus McNamanan Frances Lauren Ressurrection Singstar -

Viva! Esto es una culminación en toda regla de los recursos estílisticos, como la interactividad o el chochochorreo temático, que pueden ser en manos de la persona adecuada un arma discursiva nada letal y si buena para la escasez de neuronas absolutamente demencial de la mayoría de sujetos que no leen este blog pero se pasan en un día como hoy y el resultado resulta acojonante ya que al volver a casa reducirán el palabro hikikomori, irán a google y buscarán especial de Halloween, tal vez den con la clave, pero a pesar de los pesares, la scream queen y la noción del grito como fuerza mayor seguirán ahí. Nunca la debilidad había sido tan colosal.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres