Blogia
Los archivos de EL EMPERADOR DE LOS HELADOS

Blockbusters '07: "Piratas del Caribe: En el Fin del Mundo"

He aquí una trilogía que no es más que la prolongación fílmica del extraño carisma de su personaje principal: al igual que ese Jack Sparrow que se descompone y se multiplica varias veces a lo largo del metraje, "En el Fin del Mundo" es una entrega desastrada pero espectacular, desconcertante pero extrañamente divertida, calamitosa pero imposible de odiar por completo. No resulta difícil imaginar el maremágnum que debió de ser su rodaje, con los guionistas entregando páginas minutos antes de que Gore Verbinski gritara "Acción", los actores rodando frente a una pantalla verde sin tener muy claro a cuál de las secuelas pertenece la escena y la fecha de estreno (programada desde muchos mese antes) echándose inexorablemente encima. A pesar de todo, la nave consigue mantenerse a flote, aunque para ello tenga que renunciar a ese sentido de la maravilla que convirtió la primera parte en una resurrección digital (y moderadamente posmoderna) del viejo cine de piratas: aquí, como en la también irregular segunda entrega, se trata más bien de encontrar pequeños tesoros entre las más de dos horas y media de aparatosa fantasía épica (pasada por el filtro de una intermitente distancia irónica). De hecho, da la sensación de que "En el Fin del Mundo" es un blockbuster pensado casi exclusivamente para los fieles a la saga, capaces de perdonar la escasa inteligibilidad de la trama (hay personajes que actúan como agentes triples sin que tengamos clara su motivación en ningún momento) y los evidentes samplers de "El retorno del Jedi" si, a cambio, son recompensados con un mano a mano entre Johnny Depp y Keith Richards (una broma privada que, sorprendentemente, también sabe buscar la complicidad del espectador), unos cuantos momentos de excentricidad molusca a cargo de Bill Nighy y el retorno del siempre bienvenido Geoffrey Rush, que retoma aquí a Barbosa con un savoir-faire de lo más refrescante. El resto es ruido, furia, tifones, secuencias oníricas que parecen organizadas para el disfrute personal de Depp, soluciones visuales-narrativas al borde de la locura (o, salvando todas las distancias que sean precisas, del arrebato gilliamesco) y la sensación de que uno de los blockbusters más mastodónticos de la historia puede ser más improvisado que premeditado, más anárquico que milimétricamente calculado. Como capitán de barco, Verbinski es tan imprevisible e incosistente como Sparrow: no logra trasmitir del todo el lirismo que le suponemos a la secuencia de las barcas con destino al Más Allá, pero le dedica el momento más poético de la función al personaje que menos se lo merece. En otras palabras: con tipos como estos al timón, nunca sucede lo que esperabas, pero lo que acaba sucediendo tampoco está mal. Por alguna extraña razón.

VEREDICTO: Un tsunami de barroquismo digital en las que las partes acaban sumando más que el farragoso todo. Excesiva y algo confusa, pero de un modo inexplicablemente divertido.

TERMÓMETRO:     (3/5)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

Noel -

A mí no me parece que haya tanta diferencia entre la segunda y la tercera: son parte de una prolongación, innecesaria pero divertida, de las virtudes de la primera.

¡Otro saludo, Chus! ¡Y a ver si nos vemos pronto!

Txus -

Piratas del Caribe 1--> Genial una historia de piratas con alguna maldicion creible
Piratas del Caribe 2-->Sigue la línea con otro tipo de maldición y un malo más fantástico pero bueno...
Piratas 3-->Se les ha ido la pinza por completo,parece más una peli de harry potter con tanta fantasía (cangrejos que llevan barcos?)-(varios jacks sparrow?)-(la vudu crece?)
a parte de que tiene muchos giros la historia (todos traicionan a todos y se compinchan con todos alguna vez en la peli)
A mi entender la 3ª ha estropeado la historia.
UN SALUDO NOEL!!

Jaime Lorite -

Yo sí que me quedé, pues ya me habían avisado, y la verdad es que coincido contigo: es una escena completamente prescindible. De todas formas, en las anteriores también salieron escenas adicionales: si mal no recuerdo, en la primera aparecía el mono de Barbossa aún bajo la maldición, y en la segunda aparecía el perro coronado rey en la isla de los caníbales.

Un saludo

Noel -

Una cosa, ¿os quedásteis a los créditos? Vaya propina final más inútil... Preferiría que hubieran dejado esa historia abierta, quedaba más épica. Tontamente épica, pero épica al fin y al cabo.

EKI -

Yo he disfrutado desde el principio hasta el final de los créditos. La escena adicional de espués es otro cantar que dio pie a muchos chistes.

Y lo de los agentes dobles y triples y lo que sea, a mi me pareció cojonudo. Aquí cada cual va a su bola e incluso el alelado Will Turner ha aprendido que no hay que dejarse llevar por Sparrow sino utilizarlo mientras te convenga y venderlo cuando toque si es que se llega a esa situación. Porque eso es lo que Sparrow hace con TODA la gente ya desde la primera película. La única que parece no haberlo asimilado es la Srta. Swank, pero aún así acaba asumiendo su papel con fuerza al mando de su propia flota.

Tantas traiciones e intereses ocultos me recordaron mucho a Alias, y por otro lado suponen una serie de vectores de fuerza que estiran hacia todos los lados y desde diferentes puntos y que ayudan a tener esa gran explosión final de emociones en la que (quizás de un modo un poco previsible pero lógico y perdonable) se resuelve todo o casi todo para bien o para menos mal.

Todo el trozo en el mundo de DJ y la salida del mismo me parecieron estupendas. Tia Dalma, como siempre y a la espera de disfrutarla en VO, sublime. Barbossa, Sparrow, sus 2 e incluso 3 conciencias, los 9 señores de los piratas, etc... apabullante. Para mi, a la altura de la primera.

Jaime Lorite -

Me encantó. Prácticamente todos mis acompañantes afirmaban convencidos que era la peor, pero yo me lo pasé en grande. Para mi gusto, mejor que la segunda. Y eso de que es la última, habrá que verlo.

Un saludo
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres