Blogia
Los archivos de EL EMPERADOR DE LOS HELADOS

Archivos - Julio 2006 - Libros - "JPod"

Archivos - Julio 2006 - Libros - "JPod"

Weblog "El Emperador de los Helados" (http://noelio.blogia.com)

Ejercicio: Escribe sobre "JPod", la última novela de Douglas Coupland, en tres párrafos

"Deprimentes compendios de cultura pop y emociones reprimidas"

por Noel Ceballos 

Todos los que no quisieron entender "Fantasmas", una de las novelas fundamentales del año, utilizaron el mismo adjetivo (o sinónimos) para desacreditarla: excesiva. No obstante, Chuck Palahniuk sabe muy bien que eso no debería ser un reproche, sino la señal de que ha hecho bien su trabajo: cualquier novela que pretenda describir la (ir)realidad de nuestro complicadísimo presente ha de ser, por definición, excesiva, desproporcionada, extrema. Douglas Coupland también parece tenerlo muy claro: todo el que se compre "JPod" esperando una actualización (o una versión 2.0) de su seminal "Microsiervos" (1995) se va a llevar un gran chasco, más que nada porque la era Microsoft tiene muy poco que ver con nuestra era Google (a pesar de que hayan pasado poco más de diez años entre ambas novelas). Nuestro mundo se basa en la saturación (de información, de referencias culturales, de aparatos tecnológicos, de objetos de consumo), y Coupland, como afinado cronista del mismo que es, también ha basado "JPod" en la saturación: páginas que reproducen la estética del correo basura, diálogos metaliterarios, una madre de familia que trafica con marihuana, referencias a "Los Simpsons" como piedra angular de la cultura occidental, una ácida visión de la industria de los videojuegos, Ronald McDonald, descripciones de los personajes principales a través de perfiles de dibujos animados y el cadáver de un motorista amante de la señora traficante. Y eso son sólo las primeras veinte páginas.

"JPod" es, con toda seguridad, la novela más divertida de la temporada, pero también la menos obvia: como un geek contando un chiste de programación totalmente incomprensible para el resto de los mortales, hay fragmentos en los que no sabemos si Coupland está hablando en serio o si, por el contrario, se está quedando con nosotros. Aunque lo más probable es que esté haciendo ambas cosas. Me explico: en "JPod" hay más de cuarenta páginas dedicadas a desplegar las primeras cien cifras del número pi: el reto (para el lector y para los personajes) es encontrar el único número incorrecto en toda la cadena. A eso me refería.

No obstante, no penséis que Coupland ha escrito un libro críptico e inaccesible: "JPod" es lo que los anglosajones llaman un page-turner, una de esas novelas que van mucho más rápido que el lector y que, simplemente, uno no puede cerrar. La sensación de incómoda identificación que sentimos todos los miembros de la Generación XBox al contemplar a Ethan (el narrador de la historia) y a los demás JPodders demuestra la capacidad de Coupland para crear personajes ridículos al tiempo que verosímiles (y eso se aplica también al propio autor, que ejerce como villano y deux ex machina de su relato). En esa alquimia entre la experimentación excesiva (y, probablemente, fatua) y el estilo lúdico-acelerado modelo Dan Brown es donde se encuentra el secreto de una novela incapaz de dejar a nadie indiferente (los hay que la definen como "La amenaza fantasma" de Douglas Coupland, los hay que afirman que es la digna sucesora de "Microsiervos"). Plagada de ideas memorables (el Tetris a gran escala en un edificio abandonado, la génesis de Jeff la Tortuga y Ronald el Destructor, el viaje relámpago a China, el desconcertante epílogo), "JPod" no puede evitar dejar una sensación incómda en el lector una vez que se acaba: está claro que nos lo hemos pasado muy bien leyéndola, pero uno no deja de pensar que tanto exceso literario resulta algo insustancial, y que, por tanto, no parece probable que vaya a dejar huella. De todas maneras, precisamente esa era la idea.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Jónatan S. -

Disiento.

Coupland no queda parecido a Palahniuk sino a Easton Ellis, a Mañas si quieres degradar la comparación aún más.

Un vistazo rápido a su JPod hace pensar en "Está otra vez con lo mismo", de la misma manera que Luna Park es un "Y dale vueltas al mismo tema". [ahora han sacado Luna Park en una colección de libros de bolsillo para el verano barata, barata... ]

Frente a autores capaces de cambiar de temas conservando el estilo y cambiar de estilo conservando el tema como pueden ser Foster Wallace o Palahniuk, estos dos siguen jugando a los mismos palos con ideas similares.

Quizá la culpa sea de las editoriales, que han sacado sus novelas según han querido o no. Pero ahí tienes "Todas las familias son psicópatas" o "La segunda oportunidad" que pasaron más que discretamente... y eso que las publicaron, que aún hay inéditas.

Así que, en vez de esto, te recomiendo que trates de hacerte con "Pégate un tiro para sobrevivir" de Chuck Klosterman... si es que lo encuentras tras su fulgurante desaparición post-publicación.

La bota de la Tastilla -

Mucho me temo que el amigo Coupland llega con 6 años de retraso (nada menos) a la idea del "tetris a gran escala en un edificio abandonado"
¿Sera como aquel extraño caso del calculo diferencial siendo inventado en dos lugares del mundo al mismo tiempo?

Demasiado boingboing, mr coupland !

http://bastilleweb.techhouse.org/

Alvy Singer -

No he leído absolutamente nada de Coupland pero como reseña a esta pequeña reseña diré que me han entrado (más) ganas de leerlo.

Solo por el título JPod y la premisa inicial creo que merece una oportunidad.

¡Un saludo!

kalimero -

Otro que tengo en mi lista de pendientes. De todas formas, aunque no tengan mucho que ver, quiero leerme primero Microsiervos.

Chiste de informaticos:
- ¿Cuantos eran los dalmatas?
- 101
- Por el culo te la hinco

xDDDDD Que raros somos los informáticos!!!

Saludos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres