Blogia
Los archivos de EL EMPERADOR DE LOS HELADOS

Top 10 Harry Potter en la cultura popular (I)

Top 10 Harry Potter en la cultura popular (I)

A escasas horas de que "The Deathly Hallows" se materialice en las librerías de todo el mundo, "El Emperador de los Helados" celebra la saga potteriana con un repaso a su innegable impronta cultural. Como de costumbre, se trata de un tema bastante amplio, así que sois libres de matizar, añadir o quitar lo que consideréis oportuno en los comentarios. Eso sí, poned un spoiler y juro por Dios que os arranco a mordiscos vuestro jodido corazón. Muchas gracias.

10. Parodias animadas: La comunidad internáutica no es que necesite muchos incentivos para cachondearse de algo, por lo que no es de extrañar que un fenómeno global como el que nos ocupa haya sido objeto de múltiples animaciones en Flash, a cual más chorra. Sin duda, el primer premio sería para Potter Puppet Pals, creación del ínclito Lemon Demon que reduce la mitología de la saga a un enfrentamiento de marionetas entre el dúo Harry-Ron y Snape. Hablando del Príncipe, también ha sido objeto de la animación más demencial de todos los tiempos, en la que Alan Rickman canta y baila a ritmo de... Bueno, será mejor que lo veáis con vuestros propios ojos. Más tontunas: Potter Potter Potter es una versión del clásico "Badger Badger Badger", Tom Hanks Finds the New Harry Potter Book es un YTMND que lleva la saga a los universos de "Rushmore" y "Naufrago", Harry Potter and The Magic Dick es la parodia más desastrada imaginable... Así sucesivamente.

9. Fiebre literaria: Es la única razón que hace entrar en ídem a los detractores de la saga. De hecho, ya ha traspasado la denominación de lugar común para entrar, directamente, en la de mantra: me refiero, por supuesto, al lema de Lo-bueno-que-tiene-es-que-incita-a-los-niños-a-la-lectura. En fin, pasemos por alto ese tema y centrémonos en otro paralelo: la fiebre que ha precedido a la publicación de cada nueva entrega literaria, con fanáticos haciendo noche a las puertas de las librerías, médicos atendiendo a niños con dolor de cabeza por haber intentado digerir 700 páginas en una noche, medidas de seguridad desmesuradas, filtraciones falsas (y verdaderas) de última hora, celebraciones callejeras... Pensemos por un momento en este fenómeno, que ha ido creciendo con cada entrega (alcanzando con esta última cotas de histerismo realmente insospechadas), y considerémoslo como lo que es: un milagro. Sí, el hecho de que la publicación de un libro, independientemente de lo que cada uno piense sobre él, genere esta expectación en una sociedad prácticamente analfabeta es algo que sólo se vivía en el pasado, y que difícilmente se volverá a repetir.

8. Leyendas urbanas: ¿Quién no conoce la historia de una Rowling casi indigente que le contaba historias de magos a su bebé hambriento? La autora se ha convertido ella misma en un cuento de hadas, en una historia tan bella que nos gustaría creer que es real. Sin embargo, la leyenda urbana más conocida es un poco más prosaica: me refiero a esas escobas de juguete que Mattel comercializó con motivo de la primera adaptación cinematográfica, y que fueron retiradas del mercado después de que muchos padres se quejaran del modo en que vibraba el aparato. ¡La Nimbus 2000 como instrumento masturbatorio para jóvenes en pleno proceso de exploración sexual! Sin duda, esos cristianos locos tuvieron munición para una década cuando saltó la historia, pero no fue la única: una noticia paródica de "The Onion", en la que se afirmaba que el Sumo Sacerdote de la Iglesia de Satán consideraba que Harry Potter era un aliado para su causa, despertó las iras de multitud de asociaciones cristianas estadounidenses, que llegaron incluso a tomarse en serio la foto de unos niños vestidos de magos y sentados alrededor de un pentáculo. Más información sobre las hilarantes interpretaciones sacras de los textos potterianos en el punto 5.

7. Cine derivado: Una máquina de vender ejemplares suele ser también una máquina de vender entradas, tal y como descubrió Warner Bros. en las navidades de 2001. El éxito sin precedentes de "Harry Potter y la Piedra Filosofal" no sólo permitió que la saga literaria tuviera su equivalencia en la gran pantalla, sino que alentó a otras productoras a buscar su Harry particular, su conjuro mágico para hacer explotar las taquillas de todo el globo. Por ahora, Disney ha sido la que más se ha acercado: su estrategia de resucitar, con toda la espectacularidad que se le supone a una superproducción navideña, una de las fuentes de inspiración de Rowling ("Las Crónicas de Narnia") se saldó con un éxito sin precedentes en 2005 y la promesa de seguir explorando (y explotando) el universo imaginario de C.S. Lewis en posteriores entregas. La diferencia es que, mientras que Rowling propone una mitología basada en la metáfora culta y un saludable gusto por lo profano (o, directamente, por el ocultismo), "Narnia" es una inmensa metáfora pía que no parece capaz de inspirar otra cosa a su público infantil que no sean buenos sentimientos y aceptación de las normas. En otras palabras: en lo que a mitologías infantiles se refiere, y bajo mi punto de vista, Potter es extrema izquierda, Narnia es extrema derecha. Esperemos que a New Line y su "Brújula Dorada" le esperen mejores resultados, porque el original sin duda los merece.

6. J.K. Rowling en "Los Simpsons" : No eres realmente famoso hasta que no has aparecido en "Los Simpsons", así que parecía lógico que la persona más popular de Reino Unido (por encima de los miembros de la monarquía) tuviera un hueco en "The Regina Monologues", el episodio de la 15ª temporada en el que la Primera Familia viajaba a Londres. Su intercambio verbal con Lisa fue corto, pero todo lo divertido que suelen ser las apariciones de escritores en las últimas temporadas. No es la única vez que la Rowling ha salido en televisión: se enfrentó a Stephen King en un memorable combate de "Celebrity Deathmatch" (spoiler: fue derrotada por... ¡el brazo del autor de "Carrie"!) y fue víctima de una broma de la cuarta dimensión gracias a los "Time Pranksters" de "Robot Chicken". En lo que respecta a Daniel Radcliffe, el Harry cinematográfico, se rió de sí mismo en un episodio de "Extras" y estuvo en boca de todos con aquella obra de teatro en la que... Lo siento, no tiene nada que ver con Potter, pero la tentación de hablar de eso era superior a mí.

* ¡Aún no se ha acabado! Conéctate a este blog mañana (sí, esta semana hay actualización especial en sábado) para descubrir los cinco primeros puestos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Alvy Singer -

Me quedo con el Habrá Otras Veces pero el de Hanks me ha superado. Puede con todo.

EKI -

Me he tronchado con los videos parodicos. Gracias!!!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres