Blogia
Los archivos de EL EMPERADOR DE LOS HELADOS

Los Fuccons en DVD

Los Fuccons en DVD

¿Cuántas veces habéis visto un programa de televisión que no se pareciera a nada de lo que habíais visto antes? Exacto: muy pocas. ¿Y de dónde suelen venir esos programas? Exacto: de Japón. Tras excentricidades como "Excel Saga" o "Puni Puni Poemi", The Fuccons parece ser la última palabra en rarezas televisivas del Lejano Oriente: creada por el veterano Yoshimasa Ishibashi como microespacio dentro del late-night "Vermillion Pleasure Night", esta estólida familia norteamericana recién instalada en Japón se convirtió rápidamente en un auténtico fenómeno de culto dentro de su país. El primer contacto que tuvimos los occidentales con los cortos fue, lógicamente, a través de internet: Oh! Mickey, uno de los episodios más indescriptibles, se convirtió en una bomba subterránea para los cazadores de rarezas en la Red (tanto que es posible que la frase de su título fuera uno de los primeros YTMNDs que se conocen). ¿Qué es lo que convierte a "The Fuccons" en únicos? Sus tramas no son más delirantes que las de otras series como "Shin-chan", pero es el hecho de que estén interpretadas exclusivamente por maniquíes inmóviles lo que hace que verla por primera vez sea una experiencia inolvidable. Realmente inolvidable.

Hay quien ha querido ver la huella del David Lynch de "Terciopelo azul" en esta serie, sobre todo por su manera de presentar a la familia media norteamericana como una versión corregida y aumentada de una portada de la revista "Life" (o, en este caso, del escaparate de unos grandes almacenes) bajo la que se esconde algo indefinible pero inquietante. Algo de razón tienen, pero yo creo que la esencia de "The Fuccons" está más cerca de Rabbits, aquella soberbia serie de cortos que Lynch rodó para su página web a finales de 2002. Ambas parecen ser desconstrucciones posmodernas (perdón, no se volverá a repetir) de la telecomedia clásica americana: si allí eran actores disfrazados de conejo (entre ellos, Naomi Watts y Laura Elena Harring), aquí son maniquíes sonrientes. El resultado es igual de extraño y fascinante, pero "The Fuccons" añade además algo de sátira al american way of life, no por obvia menos interesante. Si queréis ver de qué va realmente todo esto, CHUD nos ofrece en exclusiva un capítulo titulado "The Lady Tutor", en el que el risueño Mickey descubre que se le dan bien otras cosas aparte de las matemáticas...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Noel -

Claro. Por ahora, estoy empezando con "The Fuccons" y revisando "Excel Saga": le recomiendo fervientemente ambas dos.

Crazy Japan! -

Es un delirio de serie. Estaria bien recopilar un poco todo este tipo de series. Si conoce más envieme los titulos al mail o al blog.¿Le parece? Un saludo!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres