Blogia
Los archivos de EL EMPERADOR DE LOS HELADOS

Blockbusters '05: "Sr. y Sra. Smith"

Blockbusters '05: "Sr. y Sra. Smith" Wishline era un canal de televisión por satélite (Astra, para más señas) desaparecido hace unos años. Para el que no tuviera la suerte o la desgracia de conocerlo, digamos que la totalidad de su programación consistía en la emisión non stop de anuncios de lujo pensados para atraer la atención de un público ideal que, lógicamente, no existía. Así, los vídeos de suntuosas mansiones en la Provenza francesa (equipadas con pista de tenis, yate de dos plantas e incluso avión privado) no estaban destinados tanto para ese hipotético comprador capaz de desembolsar las cantidades que se indicaban al final de cada anuncio, sino para ponernos los dientes largos al resto de la Humanidad. Dicho de otro modo, Wishline era lo más cerca que íbamos a estar todos nosotros de ese inalcanzable mundo de lujo y glamour, era nuestra única manera de sentirnos alguien (o, al menos, de saber qué se siente siendo alguien). Puede que "Sr. y Sra. Smith" sea la versión cínica -o posmoderna- del canal Wishline: aparentemente, se trata de una fábula sobre la crisis matrimonial narrada en forma de blockbuster espectacular, pero ese es sólo su significado más obvio. La última película de Doug Liman es, en realidad, un lujoso y metafórico anuncio de la vida de dos paradigmáticas estrellas de Hollywood que, también, parece pensado para ponernos los dientes muy largos.

Decía el crítico Sergi Sánchez que "Ocean's Twelve" (película con la que "Sr. y Sra. Smith" comparte un empeño por reformular el concepto de cool movie, un marcado descreimiento narrativo y a Brad Pitt) era una película sobre Nada, del mismo modo que "Seinfeld" era una serie sobre Nada. Al igual que el film de Soderbergh, esta deconstrucción destructiva de comedia romántica no gira en torno a nada en concreto, es decir, no está construida alrededor de una trama mínimante creíble, sino que gira sobre sí misma. Del mismo modo, Brad Pitt y Angelina Jolie no interpretan tanto a sus personajes como a ellos mismos: la camiseta de "El Club de la Lucha" que luce un secundario o el hecho de que Jane Smith fingiera colaborar en causas humanitarias no hacen sino confirmar que estamos ante un rarísimo ejemplo de película confesional, en la que estos dos astros parecen reflexionar de cara a la audiencia sobre la vacuidad de su vida como héroes de cine de acción. El resultado final es bueno, contiene secuencias memorables (la pelea doméstica, las conversaciones con el terapeuta, el tango en el restaurante), pero no lleva su juego metalingüístico tan lejos como ese "Ocean's Twelve" que se reía de su audiencia de una forma que lindaba con lo magistral. No obstante, su clímax en un gran almacén sospechosamente parecido a IKEA (es decir, el simulacro del simulacro del simulacro de un hogar normal) es uno de las aproximaciones al metalingüísmo barthiano -o fosterwallaciano- más certeras que nos ha ofrecido Hollywood hasta ahora. "Sr. y Sra. Smith" es la manera que tiene un blockbuster veraniego de decirnos que la realidad está hecha de capas.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

Hombre Lobo -

Debo decir que soy uno de esos. De hecho, todavía no me decido entre "Ocean's Twelve" y "Cursed" para el premio a la Peor-Película-Que-He-Visto Este-Año. Entiendo lo que dices acerca de su giro final, pero PONGO MUY EN DUDA el hecho de que dicho giro tenga algo de inteligencia, o que debamos sentirnos halagados por esa masturbación del "star system" en la que ninguno de los actores actuaba sino simplemente posaba. Fatal, y ni hablar de sus recursos facilones de guión. No sé, de todas formas no pensaba pasar por el cine a ver Mr & Mrs Smith, así que imagino que no hay daño alguno.

Noel -

Buf, pues no sé. "Ocean's Twelve" me gustó muchísimo, mil veces más que la primera, pero no todo el mundo acepta de buen grado el giro final.

EKI -

Las cebollas tienen capas. Los ogros tienen capas.

A parte de eso, ¿que decir? Vi Ocean's Eleven, pero la Twelve todavía no.

¿Que es mejor Noel, gastarse el dinero en ver Mr & Ms Smith en el cine o 'alquilar' Oceans Twelve y verla en casa con un bol de palomitas?

Noel -

Es verdad, en "Mentiras arriesgadas" también había un tango. No sé, creo que este está mejor, más que nada porque lo rematan con dos explosiones.

La Ruina de la Familia -

Vaya parejita se ha marcado esta producción, ¿no?
Y siempre bailan un tango en este tipo de pelis, ¿o se tratará de un homenaje?
Por cierto, si alguien quiere que le linke, que lo diga, que estoy enlazando cositas nuevas.

Bouman -

... de capas como las cebollas?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres