Blogia
Los archivos de EL EMPERADOR DE LOS HELADOS

Goya en la Superbowl

Goya en la Superbowl

La gala de los Goya, ¿eh? De mis cuatro razones para ver el evento, sólo dos acabaron materializándose: el Goya honorífico a Jesús Franco y las piezas de los Muchachos. Por desgracia, ni Nacho Vigalondo (autor de la mejor película española de 2008, por si hiciera falta decirlo a estas alturas) ni Sergio Barrejón se llevaron su estatuilla a casa. Lo cual, sinceramente, apesta. Hubo algunas cosas más que apestaron, pero concentrémonos en lo bueno: el discurso de agradecimiento del tío Jess fue emotivo, vibrante y magnífico, con esa referencia final a los jóvenes que se salen, cortometraje en mano, a partirse la cara con el mundo. Santiago Segura no estuvo nada mal, pero lo suyo hubiera sido que se lo entregara Pedro Temboury. ¡Y un vídeo-resumen del corpus fanquiano un poco más elaborado tampoco hubiera hecho daño! Por suerte, tenemos El Franconomicon.

Y mientras los españoles (y Benicio del Toro) se reunían, cual familia Grigui, para ver los Goya en sus televisores, en Estados Unidos la cosa giraba en torno a la Superbowl. Los Pittsburgh Steelers se impusieron a los Arizona Cardinals por 27 a 23, pero un deporte tan aburrido como el fútbol americano no es la razón por la que el llamado Big Game merece la pena: lo mejor, como en tantas otras cosas últimamente, está en la publicidad. Los anuncios de este año han sido generosos en avances cinematográficos, recopilados todos ellos por Apple Trailers (en glorioso Quicktime, por supuesto). La joya de la corona fueron los treinta apabullantes segundos de Transformers: Revenge of the Fallen, plagados de robots gigantes, robots más gigantes, robots über-gigantes y Megan Fox. Otro de los blockbusters clave del próxomo verano, G.I. Joe: Rise of the Cobra, se presentó en sociedad con un teaser sorprendente y muy poderoso, al igual que ese poema épico para reggaetoneros que promete ser Fast and Furious. Si a eso le sumamos la ausente "Terminator Salvation", no tendremos más remedio que admitir que los meses de calor serán especialmente propicios para la acción loca en pantalla grande. Por desgracia, no se puede decir lo mismo de la comedia: ni Year One ni Land of the Lost estuvieron a la altura de los talentos de primera magnitud que intervienen en cada una de ellas. Aunque, ¡ey!, es posible que estén reservando los mejores chistes para los cines.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

11 comentarios

Noel -

No, a lo que me refería era a que he dicho tantas veces que es la película española para este blog que es casi inútil redundar en ello.

Apático -

"por si hiciera falta decirlo a estas alturas"

Creo que das demasiadas cosas por supuesto, como le sucede al ínclito director novel, que va camino de una especie de Amenábar de serie-b.

Calandrino -

Vaya, mil gracias por el piropo. Aunque la culpa de que yo haya empezado la tienen todos los blogs que linko en el mío, y entre esos está el suyo.

Noel -

Cierto, cierto. La mayor parte de los planos de reacción parecían colocados ahí a mala idea: siempre que volvían de una pieza de "Muchachada", primer plano de alguien aburriéndose. ¡Siempre!

Por cierto, vaya blogazo que tiene usted, ¿no?

Calandrino -

¿Pero qué hacía Veronica Echegui dándose el lote con el novio mientras hablaba el maestro?!

Noel -

Terrorífico. Pero bueno, ¿qué espera de un tipo que pega a su madre y a su hermana como modo de celebrar un estreno?

::Idaho -

Bueno Noel pues aquí tienes un "teaser" de Terminator 4: Christian Bale poniendo a caldo al Director de Fotografía
http://idaho83.blogspot.com/2009/02/quiero-video.html

Noel -

El grandullón de Optimus Prime parece un muñeco en sus manos. Algo me dice que no llegará al final del metraje...

Dr Zito -

Pero ustedes han visto ese robot supergigante rompiendo ese puente..... madre del cordero!

hommeiniac -

Que el fútbol americano es aburrido? calle esos ojos!!!. Acepto esas palabras si hablamos del beisbol (que sí es muy aburrido) pero no si hablamos del fútbol americano (bueno, si el partido es muy malo se puede bostezar hasta desaparecer, pero si el juego es bueno es un festival de emociones fuertes).
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres