Blogia
Los archivos de EL EMPERADOR DE LOS HELADOS

La balada de Jeliza-Rose

La balada de Jeliza-Rose

En octubre de 2006, Terry Gilliam se enteró por su hija de que Tideland, su última película, iba a ser estrenada en un par de cines de Nueva York, sin una marquesina publicitaria ni un mísero anuncio en el periódico. La única idea que se le ocurrió para que los neoyorquinos se enterasen de su llegada a las pantallas fue tan kamikaze como la propia película: Gilliam salió a las calles una mañana de otoño, se colocó frente a la cola del plató donde se rueda "The Daily Show", mostró un cartel en el que se podía leer "Cineasta sin estudio dirigirá por comida" y le contó a todo el que allí se acercara que su cinta, un trabajo de amor que sacó adelante prácticamente él mismo, moriría si nadie iba a verla durante su primer fin de semana en taquilla. Al final, la estrategia dio resultado, y "Tideland" salvó el fracaso económico y se mantuvo hasta cuatro semanas en cartel. No es la primera vez que el director toma las calles para armarla (recordemos cuando quemó su carnet de la WGA delante de los fotógrafos), pero parece ser que se está convirtiendo en un nuevo rito por el que tienen que pasar los cada vez más escasos autores del cine norteamericano: David Lynch, sin ir más lejos, también tuvo que salir a las calles (esta vez de Los Angeles) para que alguien se fijase en la interpretación de Laura Dern en "Inland Empire". De modo que así es como trata Hollywood a sus artistas.

En España, con "Ocean's 13" en boca de todos, parece que "Tideland" se enfrenta a un primer fin de semana bastante parecido (aunque las visitas de Gilliam a Madrid y Barcelona le han dado a la peli un poco más de visibilidad). Como esta es una de las pocas películas por las que un servidor estaría dispuesto a salir a la calle con una pancarta, he aquí el mensaje que este blog desea lanzar este fin de semana a sus lectores: ¡¡HAY QUE IR A VER "TIDELAND"!! Por supuesto, no es una película para todos los gustos, contiene bastantes elementos incómodos para según que tipo de espectadores (esa insitencia en la sexualidad de su protagonista, como señaló mi excpecional compañero de proyección Alvy Singer) y apuesta por lo extremo sin mirar caras de nadie. No obstante, todo el que quiera ver a un artista desatado, libre y en estado de gracia, que no lo dude ni un microsegundo. 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

12 comentarios

La-Ruina -

Ocean's 13 es lo peor.

Alvy Singer -

PD: Ah, gracias por lo de excepcional Don Noel. No se merece. Pero... es Rennée Zellweger y..... ANTHONY MINGHELLA.

Y no hay Highsmith que me valga, que eso no cuenta. Eso es lo peor.

Jaime Lorite -

Me ocurre lo mismo que Azrael. A mí también me encantaría verla, pero por estos lares no la ponen... ni creo que lo hagan. Por tanto, ayer me targué "Ocean's 13" por eliminación, y la verdad es que es floja, floja, floja.

Un saludo

Libertino -

GRANDE!!!
Rescato de mi blog:

Me consta que gente ilustre como Max Renn o mi profe de Historia del Cine se largaron por insoportable y voy yo y me encuentro con un sorpresón como un piano:

Tideland es una de las pelis de Gilliam que más me gusta.

Tiene toques Solondz o Von Trier, pero es 100% Gilliam y la primera media hora es magistral.

Luego pasa lo que pasa, no tengo pensado spoilear, y la peli la lleva a cuestas ese personaje de una manera acojonante, escalofriante, diría yo.

El Nota, kicir, Jeff Bridges está tremendo casi una década después y de Brendan Fletcher no puedo decir ni mú.

El caso es que quizás un poco acojonado, quizás vacunado para todo con Inland Empire corriendo por mis venas, me encuentro con un enternecedor relato sobre la inocencia desde un punto de vista muy pero que muy hijo de puta hasta llegar a parecer La matanza de Texas.

Esta es como la de Lynch, hay que verla.

Noel -

Lo peor que le puede pasar a una película es Renée Zellweger.

Andres G. Mendoza -

tras verla via mula,... no puedo decir que esta sea la mejor pelicula de Gilliam que haya visto. No me gustan mucho las peliculas con nicños de protagonistas, pero esta se salva...

No puedo decir que sea mala,... pero si un poco aburrida (y eso es una de las peores cosas que le puede pasar a una pelicula)

Alvy Singer -

A mi me pareció una maravilla y es que es como la hermana guarrilla de la más discutible (pero aún así bellísima) historia del Fauno.

Tones dice que toda historia infantil es como mínimo Alicia. Yo digo que es casi seguro de que no sea despreciable...

Poncho -

Hay que verla, es genial.

Azrael -

Me encantaría hacerte caso, pero no la ponen en ningún cine de toda Vizcaya. ¡Manda huevos!

Ike Janacek -

Gasp! En desacuerdo con Señor Toldo salvo en lo de la exquisita dirección. La protagonista no es que lo haga bien, es que es la niña-actriz más increíble que haya visto nunca.
Excesiva, irregular, y saldrán ustedes del cine más acongojados que entusiasmados, pero con la garantía de haber visto una película MEMORABLE, lo cual, con tanto cine de usar y tirar como hay que sufrir se agradece muchísimo.

Señor Toldo -

Yo, lo siento, pero abogo por hacer contra-campaña, y es un fan de Gilliam quien habla... sin haber visto Los Hermanos Grimm me parece su peor película.

Aburrida, repetitiva y arrítmica como ella sola, es demasiado confiado basar en la niña (que no lo hace nada mal) casi el 100% de la película que, por otra parte, está exquisitamente rodada, aunque... para qué.

Junto a El Laberinto del Fauno hace un pareado de películas supuestamente "super-imaginativas" e infantejuveniles pero con toques y temas escabrosos (¡que eso las hace más "serias"!), que me hacen volver la mirada a cosas como El secreto de la pirámide o Labyrinth, allá en los 80 con toda su ingenuidad de frente pero también mayor solidez como producto.

Mycroft -

Aquí tiene a otro incondicional militante gilliamista, que a pesar de su ruina económica procurará ir mañana, si hay sesión decente en Valencia...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres