Blogia
Los archivos de EL EMPERADOR DE LOS HELADOS

Vacaciones

Vacaciones

1. ¿Cómo es la película romántica definitiva, el ideal platónico de rom-com, el sueño húmedo de Richard Curtis? Ninguno de nosotros lo sabemos, pero hay una cosa que está clara: The Holiday (Vacaciones) no es la comedia romántica definitiva, aunque, por alguna extraña razón, se empeña con todas sus fuerzas en serlo. Al igual que "Love Actually", entiende que la acumulación de tramas/romances posibles es la mejor manera de contentar a todos los sectores del público (aunque no llegue a niveles de multiplicación argumental de aquella celebración del lugar común). Como "Embrujada", cree que el hecho de adoptar una pose meta e incluir guiños autoconscientes al cinéfilo de a pie la convierte en un producto más inteligente que, pongamos por caso, "Amor con preaviso". Y lo cierto es que consigue es convertirse en un producto menos honesto, pero no necesariamente mejor. Además, comete el pecado capital de creerse que está por encima de la media hollywodiense, cuando es el ejemplo más prototípico imaginable de ese término medio que Hollywood exporta a todo el mundo cuando se acercan las vacaciones (en este caso, de navidad). "The Holiday" es, en definitiva, una máquina de hacer dinero que se cree heredera de la mejor screwball comedy. Una película muy, muy hipócrita.

2. El momento en el que la última de Nancy Meyers se pasa de lista ocurre muy al principio, cuando el personaje de Cameron Diaz se encuentra montando su último trailer cinematográfico (al parecer, hay gente en Los Angeles que se hace rica con ese trabajo). El trailer en cuestión es una parodia del cine de acción actual, en la que un actor y una actriz famosos hacen un cameo que no voy a desvelar (bueno, diré sus iniciales: ella es LL y él es JF). Cuando una película incluye un trailer falso que te estimula más que lo que realmente has pagado por ver, entonces es que tienes un problema. Además, no hay nada más ridículo que reírse de un cine de acción que, precisamente desde "Los Ángeles de Charlie", ha sido capaz de incluir la autoparodia en su discurso creativo (mucho más de lo que se puede decir de la comedia romántica). También es verdad que no todos entendieron lo que hizo McG (o lo que hoy en día hace Jason Statham) y procedieron a ridiculizarlo a la menor ocasión, como Sofia Coppola en "Lost in Translation". Venga, seguro que os acordáis del momento: Anna Faris imita a Cameron Diaz en la rueda de prensa de un sucedáneo de "Los Ángeles de Charlie". Os aseguro que yo hoy sí que me he acordado de ese momento.

3. Nunca pensé que escribiría esto, pero la Coppola tenía razón. Al menos, en lo de Cameron Diaz. Hoy he acudido a la rueda de prensa de "The Holiday", junto al mítico Suda Sánchez (¡gracias por las fotos!), y os puedo asegurar que la chica es más o menos así. Aunque es cierto que las preguntas no han sido precisamente excelentes, y también que el pescado que estaban vendiendo ella y la directora no daba para más. Hay, no obstante, un prejuicio sobre ella que me gustaría derribar: no es una borde. Al contrario, es una chica bastante simpática... dentro de lo que cabe, claro (hay que tener en cuenta que es la personificación del star system actual y que, de alguna manera, eso impone una barrera psicológica nada más verla). Sin embargo, no esperéis que reconozca que es tan buena actriz cuando hace comedia que cuando hace drama (o, más concretamente, cuando hace "Cómo ser John Malkovich" o "Gangs of New York"): id a ver "The Holiday", contempladla cantando "Mr. Brightside" borracha y entenderéis por qué lo digo. Como Renée Zellweger haciendo de Bridget Jones, Cameron Diaz cree que la sobreactuación y la cursilada son la llave para ganarse el corazón de la/el amante de la comedia romántica inteligente. Cuando lo cierto es que esa llave sería, más bien, la que libera a Jack Black del doloroso encorsetamiento al que le ha sometido el género: JB, escapa de las garras de las Meyers y las Ephron del mundo. ¡Si Will lo ha conseguido, tú también puedes!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

6 comentarios

Noel -

La canta borracha y desafinando exageradamente: ese es el chiste. Y eso es lo que entiende Cameron Diaz por autoparodia.

Haces bien en pasar de la película.

freddyvoorhees -

"Versionea" la Diaz la canción de The Killers? será curioso de oir, porque ya en "La boda de..." cantaba... y no precisamente bien ,la verdad... ya la película en general... como que paso.

Jaime Lorite -

La de "The Holidays" no tenía pensado verla, pero vistas las opiniones al respecto, ya sí que se me han quitado completamente las ganas. A mí, además, de Nancy Meyers sólo me gusta "El padre de la Novia", y de Nora Ephron, por supuesto, "Cuando Harry encontró a Sally".
Por cierto, ¿ha visto alguien la de "Happy Feet"? Era mi primera opción de la semana, pero he leído pocas opiniones sobre ella.

Un saludo

Suda -

Gracias a tí, pardiez.

Señor Toldo -

De la IMDb sobre Nancy Mayers:
"(...) she is very sought after as a writer and director. She is particularly in demand because she writes great parts in hit movies for adults."

Toma sobrada!

P.D.- Yo, después de (cielos) haber visto su filmografía completa hasta la fecha, esta ya no me la trago. ¡Que ha hecho comedia voluntaria con Mel Gibson por Dios!!

P.D.2- Me encanta que Sofia Coppola estuviera tan hirientemente acertada :evil

Alvy Singer -

Nancy Meyers ya lo tiene: la pobre confundió hacer un remake de un clásico con un buen cómico como es Steve Martin con formular nuevos clásicos. O así.

En la penúltima, esta que es lo mismo que The Holiday pero con mi Annie Hall y Jack Nicholson haciendo de risueños y crepusculares maduros amantes (es decir payasos histéricos-neuróticos que parecen condenados a reflejar anteriores personajes suyos) es otra tal como pinta la holiday (que la veré claro, pero nunca en cine) esta: su humor inteligente consistente en que "Nicholson" enseñe el culete y la Keaton haga un "uuuoh" de abuelita marujona es vergonzante, que luego te pongan París a ritmo de Van Morrison es hipócirta y encima un ataque por detrás (joder París, joder Van Morrison).

Que la película termine con una de las mejores canciones de Paul Simon (Learn to fall, un prodigio) es otro atentado cometido por la via musical.: musicas bonitas para anular mensajes inteligentes. Claro... que Sunday Morning de los Maroon 5 suena en la película esta de reeves-peet-jack-diane: pues esa es la perfecta definición del cine de Meyers.

Y Ephron, fue la tia más cojonuda al escribir When Harry Met Sally. Y después hizo, dirigio y escribió todo lo que when harry met Sally para mi esquivaba con una precisión admirable.

Saludos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres