Blogia
Los archivos de EL EMPERADOR DE LOS HELADOS

Somos una familia feliz

Somos una familia feliz

Pregunta al vuelo: si yo os hablo de una serie de televisión de culto protagonizada por una familia de monstruos entrañables que no parecen ser conscientes de su condición de diferentes, ¿sabéis a qué serie me refiero? La respuesta a la pregunta tiene toda la pinta de brecha generacional: los más viejos del lugar pensarán inmediatamente en "Los Munsters", mientras que los jóvenes esbozarán una sonrisa al acordarse de "Los Osbourne". Lo cierto es que ambas series son, en esencia, lo mismo: visiones cómicamente deformadas de la familia nuclear norteamericana, con un cabeza de familia eminentemente tonto (pero, ojo, increíblemente carismático) y una capacidad única para perdurar en la memoria. La única diferencia es que el joven espectador de "Los Munsters" aún necesitaba un asidero emocional (Marilyn Munster) con el que poderse identificar mínimamente, mientras que el joven espectador de "Los Osbourne" se identifica completamente con Jack y Kelly.

Dejando a un lado estas reflexiones inútiles, centrémonos en "Los Munsters". Nacidos en la cuna de la CBS allá por 1964, esta simpática familia de ultratumba fue la primera perversión (aún tímida) de la tradicional sitcom norteamericana, el inicio de un camino de perfección que culminaría a principios de los 90 con joyas como "Matrimonio con hijos", "Family Dog" y, principalmente, "Los Simpsons". Así, esta mítica comedia en blanco y negro fue la primera en intuir que las familias televisivas de la década anterior eran tan perfectas que resultaban muchísimo más aberrantes que un grupo de vampiros y aberraciones de la Naturaleza: en otras palabras, los Munsters caían mucho mejor que los personajes de "Te quiero, Lucy". Pero muchísimo mejor. Inolvidablemente interpretada por Yvonne de Carlo, Fred Gwynne, Al Lewis, Butch Patrick, Beverly Owen (sustituida luego por Pat Priest) y el genial Mel Blanc (como la voz del cuervo que vivía en el reloj de cuco), la serie se ganó un nutrido grupo de fans gracias a las innumerables reposiciones de que gozó, tan nutrido que la CBS decidió, en 1988, dar luz verde a un remake ("The Munsters Today") bastante inferior, pero gracias al cual nos enganchamos muchos. Porque "Los Munsters" es una serie que se ama con mucha facilidad: a modo de ejemplo, aquí tenéis una muestra de todo el merchandising que ha ido generando a lo largo de las décadas. Un consejo: no dejéis de fijaros en los disfraces de la sección "Vintage Miscellaneus".

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Noel -

¡Gracias! Je, je: si me tiene que cortar la cabeza, que me dejen como a Nick Casi Decapitado. Podría dar el pego y me interpretaría John Cleese.

Javi -

Otro fin de semana más que vengo a casa (este más largo de lo normal, que hago puente lunes y martes) y me encuentro con una SEMANA TEMÁTICA (así, en mayúsculas, que la ocasión lo merece).
Mientras me pongo al día, le digo que lo que llevo leído es, como siempre, genial, pero que no se le suba a la cabeza... que estamos en Halloween y no sería la primera vez que rodaran cabezas por estas fechas...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres