Blogia
Los archivos de EL EMPERADOR DE LOS HELADOS

Blockbusters '09: "Up"

"Esto es una aventura", murmuraba Steve Zissou (Bill Murray) al final de "Life Aquatic" (2004), dándose cuenta de que el verdadero heroísmo reside en lo cotidiano, antes que en la caza de un tiburón jaguar o, por ejemplo, de un pájaro de colores imposibles. Este insospechado paralelismo entre el universo de Wes Anderson y esta redonda, impecable "Up" es una muestra del nivel de sofisticación que ha alcanzado Pixar en sus dos últimas películas, que podrían formar un díptico abiertamente emocional y capaz de llevar el cine de animación hasta unas cotas de humanismo que muchos espectadores jamás hubieran intuido. Como "Wall•E" (2008), el segundo largometraje de Pete Docter (co-dirigido por Bob Peterson) recupera la magia imperecedera del cine silente para contarnos toda una vida, la del protagonista Carl y su mujer Ellie: puede sonar cursi, pero toda la grandeza del cine, toda su capacidad para conectar de manera profunda con el espectador, está contenida en esta secuencia perfecta.

Con un cuidado formal que recuerda a Hayao Miyazaki y una recuperación del cine de aventuras clásico que se diría eco de las producciones en imagen real de la factoría Disney —con "La isla del fin del mundo" (1974) a la cabeza—, "Up" es, muy probablemente, la cinta más encantadora de este verano. También es la más arriesgada: hacer creíble la amistad entre un niño con carencias de afecto y un anciano que, como Fitzcarraldo, tiene que llevar a cuestas una metafórica construcción a través de la jungla sudamericana no era, de ningún modo, tarea fácil. Por suerte, ese y todos los demás aspectos de esta aventura (más compleja de lo que parece a simple vista) funcionan con la maestría habitual, esa capaz de llevarnos a terrenos inéditos de la emoción cinematográfica para, más tarde, instalarse en un lugar particularmente agradable de nuestra memoria. Su tramo final, en el que lo colosal se da la mano con esa intimidad heroíca que Zissou y Carl descubren antes de que sea demasiado tarde, nos hace desear que "Up" nunca se acabe, pero no pasa nada: siempre estará ahí para que volvamos a ella una y otra vez.

VEREDICTO: La décima película de Pixar se atreve a hablarnos de sentimientos con una habilidad sólo al alcance de las verdaderas obras maestras. Cine de aventuras vitalista para tiempos amargos.

TERMÓMETRO:   (5/5) 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

14 comentarios

Darthz -

Me queda verla en 3D. De todos modos, no sé si acaso esto incluso le haría perder la magia que ya tiene por sí sola. Sabe volar... Buena reseña.

Steam Monkey -

Si, Pixar son unos grandes manipuladores emocionales. El "3D" gafuno me impactó frescamente.

Norrin Radd -

Maravillosos los primeros 20 minutos,el resto de la película es brillante pero no llega a ese nive.Algo parecido a lo que pasaba con Wall-E.Pero el flashback que recrea la vida de Carl y Ellie logra que lloremos con las gafas 3-D puestas.No recuerdo ningún largometraje que logre ya emocionarte en el minuto 25.

Ibán -

Suscribo, suscribo

pero al 100% además (todo lo de la aventura en clave doméstica)

Matías -

Toda la película es maravillosa, como nos tiene acostumbrados Pixar, pero los primeros veinte minutos son francamente sensacionales.

Alvy Singer -

Si, pero Pete Docter, que iba a dirigir Wall-E y ya tenía resuelta toda la historia, ha conseguido superar 'la ansiedad de la influencia' de su maestro Miyazaki. Sus metáforas sobre el dolor, sus referentes y sus diálogos son genuinamente Occidentales y los lleva a un terreno personal cercano, pero distinto y sensible.

Y ahí lo universal de esta obra maestra.

Noel -

Primera vez en v.o. y segunda en 3D. No es especialmente impresionante porque se empezó a desarrollar mucho antes de incorporarle el gimmick tridimensional, pero es una buena toma de contacto con el invento.

Butterworth -

¿La ha visto en 3D?. Creo que con esta doy el paso. La de James Cameron queda todavía muy lejos, la hijaputa.

atp -

A mñi me pareció una delicia hasta más o menos cuando empiezan a hablar los perros (el primer golpe tiene gracia), y aparecen los villanos (me dormí). Ya cuando salga en dividí le daré una segunda oportunidad-

Henrique -

La única diferencia que le veo con el mejor Miyazaki es que Pixar aún cede bastante a la chavalería con los secundarios. En este caso, los perros: Miyazaki los hubiese hecho mudos.

Libertino -

La veré esta semana, pero tengo tal subidón post-Raimi que ya me apetece menos...

Alvy Singer -

Pues SÍ. Además el clímax final es un ÁLBUM DE FOTOS. De acuerdo con el Fitzcarraldo, y, me ha gustado mucho que la película venza a Herman Melville, es fácil ver en Charlie Muntz un Indiana Jones reconvertido en Achab obsesionado y siniestro, con Don Quijote y eso que Bloom ha leído como las soluciones prácticas.

Pero Docter, y eso lo ha sacado del Miyazaki del Castillo Ambulante, ha encontrado cierta esperanza al hablar de la Muerte y de la Memoria, cierta lírica, cierta belleza.

En fin, una obra maestra.

Dostoievski -

Es una obra maestra absoluta. ¿No te hizo pensar en Capitanes intrépidos?.
Interesante tu referencia a Fitzcarraldo; no se me había ocurrido.
Yo también la analicé en mi Blog, por si a alguien le interesa pasarse.
Saludos.

Lucía -

Pulgar hacia arriba y lagrimales cristalinos!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres