Blogia
Los archivos de EL EMPERADOR DE LOS HELADOS

El tatarabuelo de Zoe Bell

El tatarabuelo de Zoe Bell

¿Qué fue antes, el cine o los especialistas? Sorprendentemente, los especialistas: desde que Antonio Franconi sentara las bases (allá por 1780) de lo que sería el circo moderno, trapezistas y temerarios de la cuerda floja se lo jugaban todo una o dos veces cada noche a cambio de un salario más bien miserbale. En 1859, uno de ellos se convirtió en una superestrella mundial al subir considerablemente el listón: se llamaba Jean François Gravelet, aunque su nombre artístico era El Gran Blondin. Mitad mago, mitrad trapecista, todo hombre-espectáculo, Gravelet decidió cruzar las cataratas del Niagara sin una red de seguridad: solamente él, una cuerda floja de más de 330 metros de largo y una garganta de 50 mentros de altitud. Una vez logró su proeza, el equilibrista francés se dio cuenta de que tenía que ir incorporando pequeñas variaciones (o complicaciones) a su espectacular número si quería conservar la fama que se había ganado: así, Blondin cruzó las cataratas de espaldas, con los ojos vendados, llevando un pasajero, en plena noche... Así hasta alcanzar el más difícil todavía, que consistía nada menos que en sentarse a tomar una completísima cena sobre una mesa situada a mitad de camino. A veces, Blondin incluso cocinaba allí mismo la cena.

Uno podría pensar que un hombre así tuvo que acabar dando un mal traspiés, pero no hay nada más lejos que la verdad: Gravelet murió en la cama, a la respetable edad de 73 años y convertido en toda una institución en Inglaterra (país que le acogió con los brazos abiertos tras un memorable número en el Crystal Palace de Londres). De alguna manera, podríamos argumentar que su espíritu continuó vivo, pasó por el cuerpo de Houdini y acabó instalándose en Hollywood, donde los incontables especialistas que han hecho grande el cine de acción desde la etapa muda se han dejado contaminar por él. Sin ir más lejos, ahí tenemos a Zoe Bell, que acaba de formar parte (con singular encanto) del jurado de esta edición del Festival de Sitges. ¿Os imagináis qué cara hubiera puesto El Gran Blondin si hubiera llegado a saber que hoy en día (y como señalan en "Death Proof") se hace todo con ordenadores?

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

kuroi_yume -

Pues hablando de Sitges y especialistas, la ganadora del festival (la magnífica "The Fall") trata sobre uno de esos especialistas del cine mudo. Igual Zoe hizo valer sus respetables biceps por encima del resto del jurado, jejeje

Sunes -

Alucinante!!!

Alvy Singer -

El Gran Blondin me parece a mi que es el culpable del mejor cine de espías y superhéroes que hubo. Deberíamos exigir un biopic: sería un homenaje poético si estuviera llenito de acción a rabiar. Pero sería otro tipo de acción ¿eh? Ay, que bello sería.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres