Blogia
Los archivos de EL EMPERADOR DE LOS HELADOS

Top 10 My Bloody Valentine

Top 10 My Bloody Valentine

Dicen que del amor al odio hay solo un paso, pero nadie sabe cuál es la distancia exacta que separa al amor de la psicósis criminal y la violencia descarnada. Las diez parejas ejemplares con las que vamos a celebrar hoy el día después de San Valentín parecen tener muy clara que esa segunda distancia es, de hecho, inexistente. Correspondidos o no, los amantes que tenemos debajo de estas líneas son de los que regalan miembros mutilados en lugares de bombones y escriben los poemas con sangre (de extraños, de sus propias parejas o de ellos mismos). Ah, el amor es tan jodidamente extraño...

10. Amy GrossbergBrian Peterson. Nacionalidad: Estadounidense. Número de víctimas: 1. Su canción: Probablemente, "Living on a Prayer", de Bon Jovi. Su película: "She's Having a Baby" (1988).

Un año después de que Brian Peterson tirara a su recién nacido a un contenedor de basura, Melissa Drexler hacía lo mismo con el suyo, al que acababa de dar a luz en los labavos de su instituto, en una pequeña pausa durante el baile de graduación. La única diferencia entre los dos infanticidas más famosos de la Nueva Jersey de mediados de los 90 es que Brian estaba enamorado. Brian quería a Amy Grossberg, de por la que se había colado perdidamente durante el curso de 1995 y con la que había tenido un accidente que no podían, no podían contar a nadie. Y mucho menos a la madre de Amy, capaz de hacer cualquier locura si se enteraba de que su hija se había quedado preñada antes de los 18. Así que Amy tuvo que llevar ropa ancha durante nueve largos meses, hasta que (en noviembre de 1996) rompió aguas, llamó a Brian, montó en su coche y llegó al Comfort Inn donde tuvo a su bebé. Los jóvenes no podían, no podían dejar que algo así acabara con su relación, así que se deshicieron de las pruebas. La ironía es que no fue el bebé lo que destruyó su relación, sino el juicio, en el que ambos empezaron a culparse entre ellos hasta que Brian fue condenado a dos años tras testificar contra Amy. Un mes después, Amy era sentenciada a dos años y medio. Fue el mayor éxito de "Court TV" en toda la temporada 1997-98.

9. John Hinckley, Jr.Jodie Foster. Nacionalidad: Estadounidense. Número de víctimas: Finalmente, nadie resultó herido de muerte. Su canción: "I Desire", de Devo. Su película: "Taxi Driver" (1976).

"Algún día voy a organicionarme", debió de pensar John tras terminar de ver "Taxi Driver" por vigésimosegunda vez. Así que se mudó a Connecticut para estar cerca de Yale, la universidad en la que la actriz Jodie Foster acababa de ser admitida, para declararle su amor a través de poemas algo confusos y llamadas telefónicas en plena madrugada. Tras ver que aquello no daba el resultado que él esperaba, John decidió llevar a cabo una declaración de amor que le demostraría a Jodie de una vez por todas la clase de hombre que era: dispararía y mataría al presidente Ronald Reagan. Triunfaría allí donde ese cobarde de Travis Bickle fracasó estrepitosamente. Si eso no hacía que Jodie le amase, entonces es que nada tenía sentido. El 30 de marzo de 1980, Reagan, su secretario de prensa y dos agentes fueron heridos de gravedad después de que Hinckley disparara seis veces su revólver en la entrada del Hotel Hilton de Washington. En junio de 1982, John fue declarado no culpable y enviado al hospital psiquiátrico de St. Elizabeth (Washington). Sus visitas al exterior fueron cortadas de raíz en el año 2000, cuando descubrieron que las aprovechaba para recolectar material sobre Foster e introducirlo en su celda. Si hemos de mirarlo por el lado bueno, al menos no tuvo que pasar por el trance de ver "Nell".

8. Johnny BartlettPatricia Bradley. Nacionalidad: Estadounidense. Número de víctimas: 42 (llevaban muy bien la cuenta). Su canción: "Don't Fear the Ripper", de The Mutton Birds. Su película: "Agárrame esos fantasmas" (1996).

Tras enviar al otro barrio a uno más que Strakweather, Johnny tuvo que sentarse en la silla eléctrica y Patty fue confinada a una vida de cautiverio bajo la cuidada supervisión de su madre. Sin embargo, los enamorados no iban a dejar que barreras tan nimias como la muerte o la justicia les privaran de seguir matando gente: el fantasma de Johnny encontró la manera de regresar de entre los muertos para seguir haciendo las dos cosas que más le gustaban en vida, es decir, querer a su chica y dar rienda suelta a su impulso homicida. No obstante, cometió un grave error cuando se cargó a la mujer de Frank Bannister, un tipo obviamente más listo que él, que consiguió arrastrar a Patricia a la otra vida... justo a tiempo para que ambos cogieran el tren al Infierno. Su última víctima fue el agente especial Milton Dammers, quien sin duda les estaría haciendo compañía allí abajo en estos momentos... sino fuera porque encontró otro destino.

7. Ian BradyMyra Hindley. Nacionalidad: Escocés él e inglesa ella. Número de víctimas: 5. Su canción: "Suffer Little Children", de los Smiths. Su película: "See No Evil: The Moors Murders" (2006).

He aquí a Ian Brady, de catorce años, torturando a una ardilla en el jardín trasero de su casa, saludando a una vieja bandera nazi colgada en su cuarto, colándose en las casas de sus vecinos para robar, masturbándose con un libro sobre el sado a través de los tiempos. He aquí a la joven Myra Hindley, en 1961, viendo una película sobre los juicios de Nuremberg en su primera cita con Ian, leyendo juntos las obras del Marqués de Sade, comprando armas para sus atracos perfectamente planificados, visitiendo a la moda alemana para complacer a su novio, dejando de ir a la iglesia porque él se lo prohibió. Entre 1963 y 1965, Ian encontró una nueva manera de excitarse (vender las fotos que le sacaba a Myra a fanzines pornográficos ya había dejado de ser divertido): secuestrar, torturar y matar a niñas y adolescentes de no más de 16 años. Myra descubrió que también le gustaba, probablemente cuando estaba grabando en un magnetófono a Lesley Ann Downey (de 10 años) suplicando que no la matara. Fue el hermanastro de ella quien les fastidió su heterodoxa vida amorosa: Ian pensó que comprendería y se interesaría por lo que estaban haciendo, así que se lo contó. Pocas horas después, la policía le estaba arrestando. Myra le acompañó alos cinco días, cuando encontraron una maleta suya llena de pruebas nada agradables. Hacía 1970, tres años después de entrar en prisión y 32 antes de morir de un ataque el corazón, ella se olvidó de Ian. En cambio, Ian le puede contar que aún no la ha olvidado a todo el que se quiera acercar a su celda del hospital Ashworth, en Liverpool, para mantener una charla.

6. La Novia de Re-AnimatorDr. Dan Cain. Nacionalidad: Norteamericana. Número de víctimas: Ella estaba HECHA de víctimas. Su canción: "I Was Made for Lovin' You", de Kiss. Su película: "La novia de Re-Animator" (1991).

El corazón de Meg Halsey nunca dejó de latir por Dan Cain, ni siquiera cuando dejó físicamente de latir. Suerte que el doctor West lo encontró en la mourge donde descansaban los restos de la masacre de Miskatonic, y suerte que Dan aceptó ayudar a su amigo a construir una nueva Meg que, con un poco de suerte, sería capaz de perdonarle por lo ocurrido. El problema es que, cuando empiezas a revivir a los muertos, la cosas se te pueden ir poco de las manos, lo que en el universo de Brian Yuzna se traduce en cabezas voladoras y un ejército de reanimados deseosos de intercambiar opiniones con su creador. Tampoco ayuda el hecho de que los vivos decidan seguir con su vida una vez que pierden a un ser querido: Dan, por ejemplo, encontró a la saludable Francesca y empezó una relación ella, sin sospechar que el corazón de su anterior pareja iba a servir de pieza fundamental para una aberración a los ojos de Dios que, sin embargo, seguía enamorada de él. 56 años después de que Elsa Lanchester rechazara a su reanimado prometido en "La novia de Frankenstein", otra chica cosida a jirones provó el amargo sabor del rechazo. Del rechazo de un tejido injertado, como diría el doctor West.

5. Issei SagawaRenée Hartvelt. Nacionalidad: Japonés él y holandesa ella. Número de víctimas: 1 (ella). Su canción: "Mein Teil", de Rammstein. Su película: "Hannibal" (2001).

En 1981, Issei se enamoró de "la belleza y la salud" (son sus propias palabras) de su compañera de clase Renée, mientras ambos estudiaban literatura inglesa en la Sorbona. Issei hizo lo que cualquier chico haría: invitarla a cenar. Aquí vendría el chiste... Pero lo que Renée no sabía era que ella era la cena. Hay un chiste mejor sobre Sagawa: actualmente, vive en Japón como un hombre libre y colabora en un periódico de tirada nacional como crítico gastronónico. Ambos chistes son totalmente reales. La superestrella caníbal se consideraba a sí mismo un hombre "débil, feo y pequeño", así que disparó a su amiga en la cabeza nada más cruzar la puerta de su piso y empezó a comérsela durante dos largos días. En el juicio, afirmó que quería absorber su energía. Puede que esa fuera su idea de una declaración de amor. Aún lo es: en una entrevista reciente, Sagawa declaró que le gustaría que la causa de su muerte fuera el arrebato antropófago de una chica joven. "Esa sería mi única salvación posible". Y la cena de San Valentían definitiva.

4. Martha BeckRaymond Fernández. Nacionalidad: Norteamericana. Número de víctimas: Fueron acusados de tres asesinatos, aunque es seguro que cometieron muchos más. Su canción: "The Honeymoon Killers", de Magazine. Su película: "Los asesinatos de la luna de miel" (1970).

Cuando eres una ninfómana de 130 kilos, puede que el Club de los Corazones Solitarios sea tu mejor baza para conocer hombres. Allí podrás cartearte con, por ejemplo, un atractivo hispánico con una lesión cerebral que le hace creer que es un poderoso telépata. Puede que os enamoréis. Puede que decidáis utilizar su supuesto poder mental para engañar a viejecitas solitarias de todo Estados Unidos y quedaros con su dinero. Puede que las viejecitas se niegen a colaborar. Puede que las matéis y escondáis sus cadáveres de manera sistemática. Puede que os guste hacerlo. Puede que una noche os vayáis al cine justo después de haber acribillado a una viuda y ahogado a su hijo de un año. Puede que la poli os esté esperando cuando volváis. Puede que vuestro juicio se convierta en un fenómeno de masas. Puede que el juez se interese más por tu heterodoxa vida sexual que por tu faceta criminal. Puede que os condenen a ambos a la silla eléctrica. Puede que tus últimas palabras, la noche del 8 de marzo de 1951, sean una declaración de amor a tu novio hispano con poderes mentales. Puede que tu último deseo sea acudir a la freidora perfectamente peinada y maquillada.

3. Nathan LeopoldRichard Loeb. Nacionalidad: Norteamericana. Número de víctimas: 1. Su canción: Tienen hasta un musical, "Thrill Me: The Leopold & Loeb Story". Su película: "La soga" (1948), "Funny Games" (1997).

Definitivamente, la Norteamérica de 1924 no estaba preparada para Leopold y Loeb. Dos jóvenes de la alta sociedad, con un futuro brillante y una excelente formación acedémica: a John Doe no le gusta ese perfil de asesino. A John Doe le gustan los asesinos pobres y analfabetos, le hacen sentirse cómodo. Tampoco le gustó nada que el cuerpo sin vida del niño Bobby Franks fuese encontrado en un descampado, poco después de que su padre hubiera recibido una nota que pedía unos 10.000 dólares que estaba más que dispuesto a pagar. Uno podría pensar que lo que más escandalizó a la opinión pública fue el hecho de que los asesinos no tenían otro móvil que la teoría del superhombre de Nietzsche (querían demostrarse a sí mismos que dos personas intelectualmente superiores podían cometer el crímen perfecto), pero lo cierto es que no fue eso. Lo que de verdad conmocionó al país fue el hecho de que Leopold y Loeb fueran amantes. La defensa basó su estrategia en la enfermedad de L&L, pero la Norteamérica de 1924 no podía hacer otra cosa que condenarles a cadena perpetua. Lepold y Loeb le descubrieron a John Doe que el Lado Oscuro también anidaba en los campus y en las clases altas: quizá por eso se convirtieron en la pareja de asesinos más importante del siglo XX, además de un fenómeno pop que va desde Hitchcock hasta "Seinfeld".

2. Bonnie ParkerClyde Barrow. Nacionalidad: Norteamericana. Número de víctimas: Digamos que no les gustaban los polis entrometidos. Su canción: "Bonnie and Clyde", de Serge Gainsbourg y Brigitte Bardot. Su película: "Bonnie and Clyde" (1967).

Por lo que yo sé, el jefe y la señorita Parker se enamoraron de verdad cuando a él le encerraron por primera vez, en 1930, después de lo de aquella tienda en Middletown. Él siempre dijo que allí dentro fue cuando realmente se dio cuenta de lo que tenía. Esas eran sus palabras. Dos años después, el jefe salió, vino a buscarnos a nosotros y a la señorita Clyde en un coche robado y, durante un tiempo, la vida fue más o menos una gran juerga. Chico, aún recuerdo cuando secuestramos a aquel tío en Joplin y le dejamos a tropecientas millas de su casa. De todas maneras, las cosas se torcieron bastante cuando ese imbécil de W.D. se olvidó la cámara de fotos en su piso: desde entonces, casi no teníamos tiempo para dormir, estábamos siempre tensos por cualquier tontería y el jefe empezó a conducir como si no le importase nada un carajo. Bueno, casi nada: le importaba ella. Por eso paramos en Platte City cuando se quemó la pierna izquierda en aquel condenado accidente. En el invierno del 34, las cosas se pusieron realmente feas. Fue cuando el jefe nos sacó del agujero en Texas, cuando tuvimos que salir de allí corriendo y esos hijos de mala madre dispararon a Buck por la espalda. No les volví a ver nunca más, a ninguno del grupo, pero sé lo que pasó con la señorita Parker y el jefe: he visto la película. Demonios, ustedes también lo saben. Pero hay algo que no conocen, que nunca conocerán, porque ustedes no vieron al jefe enseñándola a disparar en Texas, ni tampoco oyeron cómo hablaba de ella con los ojos encendidos, ni tampoco vieron a la señorita Parker a su lado, en Joplin, después de que dejáramos a ese tío a tropecientas millas de su casa, cuando la vida era más o menos una gran juerga.

1. Mickey KnoxMallory Knox. Nacionalidad: Norteamericana. Número de víctimas: Estás de broma, ¿verdad? Su canción: "Sweet Jane", de Cowboy Junkies. Su película: "Asesinos natos" (1994).

La vida de Mallory era una sitcom sin gracia hasta que, un buen día, Mickey la convirtió en un slasher para mayores de 18 años. De ahí, los dos se movieron haciendo zapping por todo el país, aunque casi siempre caían en "Los más buscados de América": los polis, los paletos, los dependientes de gasolineras... Nadie se iba a entrometer en el romance televisado más popular de todos los tiempos. Todo el mundo quería ser Mickey y Mallory. Un día, la pareja encontró un programa muy extraño en una remota televisión local. Ese programa era una pesadilla de la que les costó despertar. Y, cuando lo hicieron, alguien había cambiado de canal por ellos: estaban en una película de prisiones. Después, Mickey pasó a un programa de entrevistas en prime time, y aprovechó la pausa de los anuncios para rescatar a su esposa del horario de mínima audiencia. Una vez volvieron a hacerse con el control remoto, Mickey y Mallory protagonizaron el último episodio de su reality show en medio de un bosque alejado de la mano de Dios. Concluída su primera y única temporada, ambos podrían plantearse la vida fuera de la televisión. Si es que allí fuera había una vida para ellos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

9 comentarios

Sunes -

Joder, me parece que esta entrada es de lo mejor que he leído en internet desde hace meses. Enhorabuena!

Alvy Singer -

Sabe mi opinion al respecto. Sabe que le reprocho The Future. No lo sabe pero ha hecho historia.

Pussy Galore -

uno de esos post que me ha hecho pensar: "Porqué no se me habrá ocurrido a mí esa genialidad?"
Frustrada,

Pussy

Mycroft -

Enorme Top, capta el espíritu de lo que debería ser un post de San Valentín como Dios Manda...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Señor Toldo -

Veo que blogia ya deja comentar. Decía que sin duda este es uno de esos posts necesarios en una antología de The Best Of...
¡Y que Strakweather estaría muy disgustado con solamente haber recibido una mención para dejar sitio a... Peter Jackson!! :P

freddyvoorhees -

Una duda, la historia de Beck y fernández no servía tb de base para Profundo Carmesí? Y benditas casualidades de la vida... que justo ayer cogí en la biblioteca un libro sobre las vinculaciones de casos reales de esta índole con sus exponentes cienmatográficos, a ver que tal resulta ^^

javo -

El texto del segundo puesto es colosal. Viva y bravo.

Monique C´est Moi -

Como me gustaría poder pagarte para que escribieras. Gente como tú me dá ganas de tener una revista propia, cojones.

Por cierto, he aceptado el desafío Finetune.

http://www.finetune.com/playlist/1361162

A ver que...

Ike Janacek -

Un post muy muy muy brillante y para releer con calma :) Con tanto corazón por las calles echaba de menos que alguien hablase de sangre :)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres