Blogia
Los archivos de EL EMPERADOR DE LOS HELADOS

Biblioteca de clásicos marcianos (III): "Q"

Biblioteca de clásicos marcianos (III): "Q"

El 2 de septiembre de 1999, los Luther Blissetts originales (es decir, los boloñeses Giovanni Cattabriga, Luca Di Meo, Roberto Bui y Federico Guglielmi) escribieron un comunicado de prensa mostrando su apoyo incondicional a los autores del secuestro simbólico de cuatro estatuas de las iglesias más importantes de Calabria. El plan era el siguiente: si la Iglesia no entregaba a los pobres cien millones de liras en un periodo inferior a 48 horas, las estatuas del Niño Jesús serían despedazadas. Lo que verdaderamente llenó de orgullo a los fundadores del nombre múltiple (bajo el que, lógicamente, se refugiaron los secuestradores iconoclastas) fue la posibilidad de que estos sucesos estuvieran inspirados en su caudalosa novela "Q" (editada en España por Mondadori), una de las obras pioneras en comercializarse bajo los parámetros del copyleft. Por tanto, puede que el hecho de que cualquiera pudiera reproducir su libro con fines no comerciales afectara un poco a los bolsillos de sus autores, pero esta anécdota ilustra que el verdadero impacto de "Q" no fue económico, sino ideológico.

Lo cierto es que la primera novela de los autores actualmente conocidos como Wu Ming no es para todos los gustos: de hecho, tanto su excesivo número de páginas como su estilo narrativo (algo así como Sam Peckinpah disparando frases a bocajarro con una ametralladora en pleno siglo XVI) parecen pensados para provocar una estampida masiva de lectores en los primeros capítulos. No obstante, todo el que se atreva a llegar hasta el final descubrirá las muchas bondades de esta complejísima, poliédrica obra maestra: desde un fresco exorbitante de la Europa de la Contrarreforma (que se parece sospechosamente a la actual) hasta una crónica alucinada de la prehistoria de la comunicación de masas y el capitalismo, "Q" es auténtica dinamita neuronal para unos tiempos en los que nos hemos (mal)acostumbrado a la narrativa simpática, accesible e intrascendente. O, como la definió un crítico literario italiano hace tiempo, la versión marxista de "El nombre de la rosa". Todo el que acepte el reto de seguir al protagonista sin nombre (¿el primer Luther de la Historia?) a través de su periplo de 30 años huyendo del catolicismo no tiene más que acercarse a su librería/biblioteca de confianza o, si lo desea, descargar el libro a través de la web de Wu Ming.

OTROS TÍTULOS DE LA BIBLIOTECA:

- "Cuando Alice se subió a la mesa", de Jonathan Lethem

- "La torre de los siete jorobados", de Emilio Carrere

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Señor Toldo -

Este es otro de esos libros que tengo presente en la lista de must-read pero que por una cosa u otra siempre termino dando de lado en favor de otros... a ver si inventan los días de 30 horas!!

Noel -

Isco: No conozco mucho a Ellroy, pero tienes toda la razón en lo de la coincidencia de estilos. En su siguiente novela, "54", la cosa ya cambia un poco.

Kalimero: Si no lo encuentras en la biblioteca por lo que sea, recuerda que los Wu Ming te ivitan a descargarlo gratis a través de su web. ¡El que no lea "Q" es porque no quiere!

kalimero -

Los dos libros anteriores de esta lista no me sonaban de nada pero este, aunque no me lo he leido, si lo conozco ya que fue bastante comentado en su momento. Lo he visto en la biblio de mi pueblo (algo muy raro xDD) y lo apunto para la lista.

Saludos.

Isco -

Después del estreno de "Lutero" (esa tvmovie que nos han intentado colar como gran estreno) vale la pena echarle un rato a este libro para verle el lado menos bondadoso (cuando no directamente miserable y ruin) al personaje y sus herederos. La novela está muy emparentada,por cierto, con James Ellroy en estilo (esa telegrafía formal y esa violencia cruda) y afán antihagiográfico e incendiario, aunque creo que tienen menos chicha literaria que el americano. Eso sí, es más facil simpatizar ideológicamente con ellos que con el viejo James.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres