Blogia
Los archivos de EL EMPERADOR DE LOS HELADOS

En ocasiones veo caras...

En ocasiones veo caras... De Colpisa:

LAS CARAS DE BÉLMEZ APARECEN AHORA EN LA CASA NATAL DE MARÍA GÓMEZ CÁMARA

Sevilla, 18 oct. (COLPISA, Ana Nogales). Algunas se ven perfectamente, otras se adivinan, "Las hay de niños y de adultos, de perfil..." Las caras de Bélmez de la Moraleda han vuelto a revolucionar al pequeño pueblo de Sierra Mágina, en Jaén, que se convirtió en lugar de peregrinación de curiosos y científicos después de que el 23 de agosto de 1971 comenzaran a salir de la nada unas manchas que luego se adivinaban como caras de personas en el suelo de la cocina de María Gómez Cámara. Tan sólo ocho meses después de la muerte de María, nuevos rostros han aparecido en el pueblo. En esta ocasión, en su casa natal, en la Calle de Cervantes, 7, que ahora está deshabitada.

Más de medio millar de personas y un sinfín de medios de comunicación han pasado a constatar que las caras existen y, "aunque en un principio parece que te las imaginas, cuando contrastas tu visión con la de otras personas coinciden, por lo tanto es algo objetivo", dice la alcaldesa de esta localidad de 2.000 habitantes, María Rodríguez Arias.

Fue la sobrina de María Gómez, Felipa, la que llamó a la Sociedad Española de Parapsicología (SEIP) para que iniciaran una investigación que comenzó con una serie de psicofonías el pasado 25 de septiembre, según apunta su presidente, Pedro Amorós, cuando, mientras preparaban los equipos de grabación, descubrieron una teleplastia en formación en la cuarta planta de la casa. "Justo encima de donde dormía María", dijeron algunos vecinos. Posteriormente, encontraron más rostros "cuando arrojaron agua sobre el suelo", dijo la alcaldesa de la localidad, que se ha llevado 20 días "siguiendo este caso que, aunque parezca mentira, existe".

21 TELEPLASTIAS

Con la humedad salieron hasta 21 teleplastias. El día 6 de octubre, según la SEIP, "los rostros presentaban la nitidez de un dibujo a lápiz, y se ven perfectamente los rasgos y algunos sombreados". Los familiares de María, que falleció a los 85 años el pasado mes de febrero, dijeron que esta es "una prueba para quien haya dudado de su cordura". Felipa Gómez ha entregado las llaves al Ayuntamiento de Bélmez de la Moraleda, que ha puesto unos horarios de visita "para quien quiera ver las pruebas", dijo la alcaldesa.

El enigma sigue sin resolverse, aunque el próximo 22 de octubre "la Sociedad Española de Parapsicología emitirá un informe que daremos a conocer", dijo la máxima mandataria de este pueblo que no se sobrecoge "ante algo que vemos como normal".

El misterio ha resurgido después de la muerte de esta mujer que, contra viento y marea, quiso quitar esas manchas en 1971 y clamó a su marido e hijo para que picaron el cemento, pero las teleplastias continuaban allí. Fue entonces cuando el ayuntamiento puso manos en el asunto e hizo una excavación, en la que se encontró un osario del siglo XIII, situado junto a una antigua ermita que se edificó antes de que se construyera el pueblo.

La casa de María se convirtió en un lugar al que acudían personas de todos los sitios para ver de cerca el fenómeno, incluso investigadores de todo el mundo para estudiar un fenómeno que se definió como de los más importantes en el mundo de la parapsicología.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres