Blogia
Los archivos de EL EMPERADOR DE LOS HELADOS

Scarlett Johansson

Scarlett Johansson

En "Gomorra: Un viaje al imperio económico y al sueño de poder de la Camorra" (Debate), Roberto Saviano reflexiona sobre la fascinación que ejercen las películas de mafiosos sobre los más bajos estratos de la organización criminal napolitana. La diferencia, lamenta el autor, es que muchos parecen no darse cuenta de que siempre hay un momento en que la cámara deja de grabar y Joe Pesci se seca la sangre falsa de la cara. En que el doble de Al Pacino sale de la piscina y su asistente le pone un albornoz. En suma, el cine siempre mitifica una figura que, en el caso de la Camorra, no tiene nada de mito: en el mayor de los casos, incluso tiene más de mártir.

La prestigiosa adaptación cinematográfica de la obra de Saviano, que lleva desde la semana pasada dignificando nuestra cartelera, le debió plantear algún dilema al autor: su mirada analítica y su voluntad sociológica corrían un grave peligro de convertirse en un espectáculo frenético en la gran pantalla. Sin embargo, nada más lejos de la verdad, porque el director Matteo Garrone (responsable de la perturbadora "L’imbalsamatore") ha conseguido rodar una de las escasas películas sobre la mafia que rechazan frontalmente todo lo que esta pueda tener de seductora. Resulta muy significativo que en "Gomorra" nunca veamos las altas esferas del crimen organizado, sino solamente la base de la pirámide o sus manifestaciones más sutiles. Una película de la mafia en la que apenas se ve a la mafia. Los personajes no hacen ninguna mención explícita a una estructura que jamás se manifiesta como tal, sino que la llevan en su ADN, forma parte del ambiente (tóxico) que respiran. La única conexión real de estos hombres con el mundo del cine es accidental y muy lejana, representada en la novela por Angelina Jolie y en la película por Scarlett Johansson.

Resulta paradójico que incluso una aproximación tan implacable, áspera y desaliñada a los bajos fondos napolitanos haya acabado siendo asimilada por sus protagonistas en la vida real: desde hace unos días, la Camorra ha puesto en circulación una versión pirata del DVD, en la que se eliminan unos rótulos finales incómodos y, por supuesto, la banda de subtítulos (que hace comprensible la película para el espectador italiano de fuera de Nápoles). El hecho de que la mafia esté traficando con la película en lugar de amenazar de muerte a sus responsables (como hizo con Saviano) nos lleva a pensar que esa fascinación por el cine de la que hablaba el escritor no conoce límites. Es posible que los dirigentes de la Camorra se sientan tan orgullosos de tener su propia película que no les importe demasiado si salen o no bien parados en ella, cosa que nunca ocurriría con una obra literaria, ni siquiera con un best seller mundial. Es, no obstante, probable que todo tenga que ver con un cinismo mercantil que a nadie sorprende ya.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

23 comentarios

Alvy Singer -

ID, con todo lo que aprecio su ojo clínico disiento. "Y, de postre, un repentino "castigo" o "salvación" que sirve a yo qué sé qué enseñanza moral, al estilo barato de un Iñarritu o un Paul Haggis."

Esto es mentira. La decisión moral del chaval no es ni una salvación ni un castigo (deja morir a una vecina). La del tedioso hijo del vecino, tampoco. Y la de los chavales tampoco. No lo es porque no hay énfasis, ni hay enseñanza y porque en ninguna de las escenas se concluye algo más que las cosas "ocurren". Comparar a un cineasta que compone personajes que violan porque su padre tiene cáncer con una película que destaca por no ser enfática ni cargar las tintas, algo que si hacen tanto Haggis como Iñárritu, no tiene ningún sentido o al menos queda bien para impactar. No hay postre, no hay enfático momento de tragedia, no hay lección moral, tan sólo ocurren cosas.

No creo que "paisajismo de extrarradio" defina algo más que el microcosmos donde se mueven nuestros personajes.

ID -

Yo no me aburrí porque puse mucho, muchísimo de mi parte, pero sí, ahí el problema está ahí, en que no hay historia alguna ni hay personajes, en que no hay más que retazos de los estereotipos de telefilm de toda la vida (incluso alguna trampa funcional y facilona como meter un adulto estoico en el cuerpo de un crío), paisajismo de extrarradio y a veces ni tan sólo escenas, todo al servicio mero de las formas y del postureo, que siendo correctas no logran cuajar el invento. Y, de postre, un repentino "castigo" o "salvación" que sirve a yo qué sé qué enseñanza moral, al estilo barato de un Iñarritu o un Paul Haggis.

(Lo de realidad o no realidad que se está hablando aquí no lo entiendo, no le encuentro el sentido a ese debate.)

Mycroft -

Supongo que soy el que no ha comprendido la pelicula. Pero un dato: íbamos cinco personas al cine, y los cinco nos aburrimos. La pelicula transcurre con una lentitud y una autocomplacencia totales, y al no centrarse en unos personajes concretos sino multiplicarse en un relato coral que quiere abarcarlo todo, acaba por no narrar casi nada: Al final no me importa quien vive y quien muere. Un monton de desconocidos provocando bostezos, contando dinero, y lanzando miradas torvas de susto.
Es una pelicula dispersa y lenta.

fanshawe -

De eso nada. Tiros hay poco y tedio ninguno. Usted y danzante se aburrieron, yo acabe casi arrancando los reposabrazos de la tensión. Dígame quién tiene razón.

Mycroft -

En documentos Tv hay documentales con mas pulso narrativo, con mas ritmo. Yo a Gomorra no la juzgo desde mis simpatias, sino desde sus propositos: No puede impactarse al espectador si a la vez se le exaspera con un tedio infinito, eso es Gomorra, tedio y tiros.

Danzante -

Me he metido al cine por curiosidad, señor Adrian Daine. Había leído taaanto sobre la peli que tenía ganas de verla. Debí optar por 'Appaloosa', pero el cine estaba muy lejos y hay que tener en cuenta de que yo soy muy vago a ratos, no me apetecía recorrrerme medio Madrid. Ésa es, pura y llanamente, la explicación de por qué fui a ver 'Gomorra'. :D

Por cierto, no creo que sea incompatible para nada que le guste 'Gomorra' y 'El Padrino' a la vez, a usted o aquien sea. Simplemente, a mí, sólo a mí, y no quiero extender mi visión por todo el mundo ni nada parecido (no digo que usted lo pretenda, ojo), no me ha gustado la película de Garrone por sus pretensiones. No me meto con la visión del autor, ni nada parecido, y me encanta que a usted le encante. Sólo me estaba metiendo con la visión de ciertos críticos-periodistas sobre la obra, como si fuese algo así como el Santo Grial de las películas sobre la mafia: "Mafia mala, agh, es moralmente incorrecto haber elucubrado 'El Padrino'", que es lo que se lee entre líneas. Creo que ha quedado claro lo que quiero decir.

Perdone por lo de Las Barranquillas, Fanshawe, tiene usted razón. Mi problema es que pulso en "Publicar" sin pensar en todos las perspectivas de un tema. Pero no me retracto en mi opinión sobre 'Gomorra': un coñazo.

Un saludo para todos. Dejo de darles la tabarra por unas horas.

fanshawe -

Daine y yo hemos dicho lo mismo al mismo tiempo, sólo que él lo ha dicho mejor que yo.

fanshawe -

Yo no me preocuparía demasiado, Noel, Garrone ha demostrado un saber hacer enorme en cada cosa que ha hecho desde que empezo, ojo a él que será un grande (espero).

Danzante, dice una cosa incontestable: "Gomorra" le ha parecido un coñazo. Frente a eso no hay argumento que valga, si uno sale aburrido de una película poco se puede hacer, digamos lo que digamos los demás. Lo que creo que es un error (perdone el atrevimiento) es lo de "para ver la realidad, me voy a las Barranquillas". La oferta de realidad filmada (dentro de lo posible) que ofrece Garrone es clara desde el primer momento, no engaña a nadie, no miente, no oculta. Esto es lo que quiere hacer, esto es lo que vende, allá el espectador si compra. Es como si alguien va a ver "Contacto Sangriento" y sale del cine pensando que sólo le han dado guantazos. Pues... sí, justo eso.

Adrian Daine -

Pero vamos a ver: si no les gusta el cine de denuncia, ¿por qué se meten en una adaptación cinematográfica de un libro de denuncia?

No entiendo tampoco la contraposición de gustarle a uno Gomorra gustándole también El Padrino. La identificación con un modelo de personaje no nos obliga a justificarlo o decir "sí, la mafia, como mola", mucho menos en base al contexto dramático y trágico de El Padrino. O sea que no entiendo que haya que sentirse culpable por nada. Si acaso, Gomorra no ofrece un solo personaje con el que identificarse, porque incluso el buenazo que acompaña al de los vertidos es de un ingenuo que pa qué. Ese distanciamiento, ese no encontrar un personaje que actúe de brújula moral en conexión con el espectador, puede que sea lo que falte a algunos.

Noel -

Es cierto, ID: en "Gomorra" (con lo mucho que me gustó) no hay ni rastro de esa mirada única que dominaba "L'imbalsamatore". Es posible que la historia requiriese un proceso de despersonalización, pero sería una pena haber perdido a un autor.

Danzante -

A mí no me decepciona su excesiva conexión con la realidad. Pero ya le digo, para ver realidad, me voy a Las Barranquillas. Eso sí es un chute de realidad. Y que conste que respeto la elección estética del director..., sólo me quejo de que parece ser que, ahora, todas las obras anteriores sobre la mafia son caca, culo, pedo, pis (algo que me resulta inquietante).

Por otra parte, 'Gomorra' me ha parecido un coñazo. Con sus puntos buenos, claro, tampoco voy a decir que es horrorosa. Pero vamos, que de obra maestra, nada. Todo en función de mi humilde opinión, que yo no me veo capacitado para ser crítico, ni mucho menos.

Un saludo.

fanshawe -

Vamos a ver, lo de los complejos de culpa de ciera parte de los críticos está presente en cada cosa que se cuenta en el cine. Tones decía que el creador de Gears of War decía que le gustaría que el actor que interprete al protagonista de la peli basada en el videojuego fuese un actorazo, de estos de método, nada de The Rock o algún otro culturista/tio petado que de guantazos. Es una declaración pública de sentirse culpable por disfrutar con un tipo hierático y casi mudo que soluciona por la vía directa determinados problemas. Pues con la mafia igual, lo que hace a Gomorra mejor película no es lo real de lo que está contando en comparación con otros discursos de cine de mafia, sino cómo afronta y filma esa realidad. Lo de "sentirse mal por disfrutar con el padrino" no es más que una forma liviana de acallar la propia conciencia sobre quién sabe qué.

Garrone se limita a rodar algo desde otra parte, con otra aproximación y contando otra historia. La desmitificación glamurosa de la mafia es otra elección estética (como el manierismo poético de Blindness es otro o como la recarga rococó de Moulin Rouge es otra. Elección estética, punto), en el caso de "Gomorra" la mejor elección posible para lo que está contando. Pero si me parece un fallo garrafal salir del Padrino decepcionado por su falta de conexión con la realidad, igual de garrafal me parece salir de Gomorra decepcionado por su excesiva conexión con la realidad.

ID -

Mierda. Siempre me leo después de clicar. Disculpen esa sintaxis de retrasao, es que vengo de ver el nuevo Bond y por tanto no tengo un buen día. Gñ.

ID -

Danzante, yo fui a ver Gomorra con muchas ganas (me gustaban mucho un par de pelis anteriores de Garrone) y salí decepcionadísimo ante exactamente lo que tú apuntas e incluso va más allá: se trata de cine educacional. Muy bien realizado y de hecho todo forma. Nada más. Una gran decepción, en definitiva.

Danzante -

Pues eso, señor Alvy. No exijo mucho más de una película. Y, ahora, les dejo, que me voy a ver 'Gomorra' al cine. Así, podré opinar sobre ella con todas las de la ley. Subrayo que sólo me estaba centrando en la opinión de algunos críticos. :D

Danzante -

No conocer que en Nápoles hay una mafia como los cojones de un burro es como pensar que desde las favelas de Río se distribuyen caramelos. En el fondo, la labor 'divulgadora' de la peli viene a suponer, para mí, lo mismo que su 'función desmitificadora'... Concibo el cine, y el arte en general, como un placer de degustación, más que como un vehículo de denuncia. Pero bueno, sólo es una opinión sin relevancia...

Tampoco estoy negando el interés de 'Gomorra', pero me da la impresión de que algunos críticos se están sorprendiendo ahora, o arrepintiendo, de correrse con películas como 'El Padrino', como si fuese moralmente incorrecto sentirte identificado con Michael Corleone. No sé si me explico. Al final, se cae en el fariseismo de siempre...

Un saludo. ;)

Alvy Singer -

Es que Gomorra es, por encima de todo, una película muy bien dirigida y con un uso acojonante del lenguaje. Como toda gran obra.

Noel (creo) que ha manifestado alguna vez que validar a una película por la simpatía de la causa no es hacer crítica, ni ver un film, claro. Y es algo que muchos pensamos y suscribimos.

Adrian Daine -

La parte de la historia dedicada a los dos chavales que imitan a Scarface, y pretenden crear su propio imperio, me parece quizá la menos "hiperreal" del asunto, precisamente por su función desmitificadora del mafioso en cine que tiene el público en general. Mucha gente se esperaba una película más "mafiosa". No es tanto que su principal virtud sea la desmitificación como que ésta sirva de vehículo para expresar con mayor contundencia que el tema mafioso es más real y está más enraizado de lo que la gente suele suponer.

Danzante -

Por mucho que 'Gomorra' retrate el asqueroso mundo camorrista, yo sigo sin creer en el cine (y la literatura) como denuncia. Es lo que decía un señor que lleva muerto unos cuantos años, "un libro no es moral ni inmoral, está bien o mal escrito". Y esa misma cita la podemos extender a las películas.

Qué quiere que le diga, me encanta la fascinación violenta de 'El Padrino', por muy hijoputescos que sean los personajes basados en la mafia.

Ojo, no digo que usted esté en contra de pelis como 'Uno de los nuestros', etcétera. De hecho, usted sólo se limita a exponerlo. Es que he leído por ahí demasiadas críticas que se centraban en la labor desmitificadora de 'Gomorra' como si ésa fuera su principal virtud, espero que no lo sea...

Un saludo.

max -

esto tiene que ver con lo otro, de alguna forma:

http://failblog.org/2008/11/17/intimidation-fail/


no?

Mycroft -

El hecho de poder comerciar con una pelicula tan aburrida constituye un enorme merito. Si la camorra ha logrado vender una sola de las copias de esta pelicula, bien por ellos.

Noel -

¡Ups!

Andrew Zimmerman -

paradójico
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres