Blogia
Los archivos de EL EMPERADOR DE LOS HELADOS

Merecemos algo mejor

Merecemos algo mejor

Vince Vaughn en "Fred Claus". Nicolas Cage en "Bangkok Dangerous". The Rock en "Doom". Hay películas que hacen algo peor que no funcionar: se niegan a dejar que su estrella principal las haga funcionar. No sabemos qué es exactamente lo que les empuja a elegir proyectos que, definitivamente, no están a su altura (aunque sospechamos que un agente de vacaciones y/o recientemente despedido tiene algo que ver), pero hay intérpretes a los que parece que les gusta agonizar en pantalla. No hay mejor ejemplo que Anna Faris, grandísima actriz de comedia que lleva desde "Scary Movie 2" rehuyendo el éxito masivo a base de pésimas decisiones laborales. Claro que hay excepciones ("The Hot Chick" y su personaje recurrente en "Entourage"), pero aún estamos esperando esa gran comedia que acabe de confirmarla de una vez por todas.

Una conejita en el campus, de estreno este viernes, tiene potencial para ser la "Una rubia muy legal" de Anna Faris. Maldita sea, hasta tiene a los mismos guionistas de "Una rubia muy legal", que esta vez sitúan su retórica del pez fuera del agua en la universidad y en la Mansión Playboy, potenciando todos los tópicos característicos de ambos entornos, e incluso acuñando alguno nuevo. Su moderado éxito en la taquilla norteamericana no nos permite sacar aún conclusiones (habrá que ver qué tal le va en el resto del mundo), pero no parece muy probable que estemos ante el nacimiento de una nueva Reese Witherspoon. De hecho, "Una conejita en el campus" no solo desaprovecha —de manera casi insolente— el talento de Faris, sino que es, quizá, el mayor festival de talentos desaprovechados de la temporada. Cojamos aire: el productor ejecutivo Adam Sandler, Colin Hanks, Emma Stone, el cantante de The All-American Regrets Tyson Ritter, Rumer Willis y Hugh Hefner, por no hablar de la fascinante (y futura ex-señora Ceballos) Kat Dennings. No lograr ni siquiera un gag memorable con tan excelente materia prima es escandaloso, por encima de esa oda final a la superficialidad que (admitámoslo) era inevitable. A estas alturas, Colin Hanks debería estar haciendo el tipo de comedias que su padre bordaba cuando tenía su edad, no de comparsa en una pérdida de tiempo y (que se lo digan a Faris) de talento. Todos nosotros nos merecemos algo mejor.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

7 comentarios

ef una fiefta -

a tu lista inicial de buenos actores en peliculas de mierda añadiria luke wilson en "henry poole is here", que mala, por dios

Grom el Único -

Sin ser un fan absoluto de la Sra. Faris, he de reconocerle cierto punto leslienillseniano a la zagala en la serie "Scary Movie", más evidente en las entregas 3ª y 4ª, logicamente, por haber sido dirigidas por el antiguo maestro David Zucker (qué tiempos los de "Aterriza como puedas" o "Top Secret", ¿eh, David?).
Esperemos a ver qué pasa con "Frequently Asked Questions about Time Travel"; el que esté dirigida por uno de los productores ejecutivos de "A bit of Fry and Laurie" y "La pareja basura" da buenas vibraciones.

ded -

Confirmo que era Cameron Díaz.

Endersito -

gran blog, lo visitaré

Jose -

Pues nunca me había parado a pensar en lo de Cameron Díaz. Será que tengo un concepto diferente de ella, pero a mi me pareció que la Faris hacía un reprise de alguno de sus personajes. De cualquier manera, no seré yo quien vuelva a ver Lost In Translation para confirmarlo, así que me apunto el dato.

Noel -

No estoy de acuerdo con lo de "Lost in Translation": allí realizaba una parodia de Cameron Diaz, tan obvia y poco graciosa como, bueno, el resto de aquella película.

Jose -

Yo soy un grandísimo fan de Anna Faris y estoy de acuerdo en que ha desaprovechado muchísimo el potencial cómico que demostró en The Hot Chick (película nunca lo suficientemente reivindicada) haciendo mucha comedia mediocre. Eso si, yo creo que su cumbre la alcanzó en Lost In Translation haciendo de ... ella misma. Me decepciona saber que The House Bunny no llega al nivel de Una Rubia Muy Legal, porque era el protagonista que necesitaba.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres