Blogia
Los archivos de EL EMPERADOR DE LOS HELADOS

Vuelve la aventura

Vuelve la aventura

Ha sido una larga espera, plagada de rumores descorazonadores y amenazada por una posibilidad cada vez más real de que nunca se llegase a hacer. Pero ahora, el hombre del sombrero ha vuelto. 19 años y casi 7.000 días después de que Indiana Jones, su padre, Sallah y Marcus se alejasen cabalgando hacia el atardecer. Tres años después de que Steven Spielberg rodase "Munich", su película más agria, y decidiera premiar a sus seguidores con un dulce postre por haberle seguido hasta allí. 65 años después de que la señora Dorothy Ford diera a luz en un hospital de Chicago. Y 19 días después de que este blog pidiese a sus lectores que colaborasen en un evento especial, una celebración del legado de Indy que durará todo el día y que esconde textos de algunos de los más insignes pesos pesados de la blogosfera. A partir de aquí, comienza "Indy y yo".

A modo de fin de fiesta, la crítica de "Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal" será publicada en un momento indeterminado del fin de semana. Hasta entonces, tendremos tiempo para preguntarnos si será o no merecedora de los cinco Indies, es decir, el máximo galardón de la sección "Blockbusters veraniegos", nombrado así en honor de un personaje que, sencillamente, ES el placer cinematográfico.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Alvy Singer -

Es una parodia brillante. Retracta, con mala lecho o sin ella porque el mensaje es el mismo, a todos los nostálgicos, a todos aquellos buscadores del placer cinematográfico con ese final (catastrófico, claro) que les escupe en la cara una verdad como un templo. O una bajona.

Spielberg se rie del aficionado con clase y estilo. Yo digo sí, pero tened cuidado porque la parodia funciona muy bien en muchos momentos pero en otros uno esta ante una película desganada y en la que David Koepp se ha puesto en evidencia.

Libertino -

30 minutos PRODIGIOSOS y a vivir de rentas.
No me ha gustado mucho...

Noel -

¡Muchas gracias, Senador!

Senador -

Tío, eres la hostia. Así, sin más. No se me ocurre otra cosas que decir.

Leerte día a día es un inmenso placer. Poco importa que a veces no tenga ni puta idea de lo que hablas (no es el caso en esta ocasión, soy de la quinta de los Jones). La pasión y la clase que destilas es pura delicia.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres