Blogia
Los archivos de EL EMPERADOR DE LOS HELADOS

Biblioteca de clásicos marcianos (II): "La torre de los siete jorobados"

Biblioteca de clásicos marcianos (II): "La torre de los siete jorobados"

Como un oasis en mitad del páramo que supone el cine español de posguerra, "La torre de los siete jorobados" (1944) no sólo es la mejor obra de un director que me fascina (el irrepetible Edgar Neville), sino también mi película española preferida de todos los tiempos. Bueno, cierto, "Muertos de risa" (1999) también está ahí, pero la película de Neville posee un halo de misterio y una alquimia entre casticismo y expresionismo que la convierten en única en su especie. 

Las razones por la que he ignorado durante tanto tiempo la novela de Emilio Carrere en la que se basa no están demasiado claras ni para mí, pero estas navidades me decidí a hacerme (por fin) con la edición que publicó Valdemar no hace mucho tiempo. Precedida por un sensacional prólogo de Jesús Palacios que intenta acalarar la brumosa autoría real de la obra, "La torre de los siete jorobados" es una lectura esencial tanto para los enamorados de la peli de culto que originó como para los que quieran descubrir una tradición literaria ya perdida (la novela fantástica española de aire folletinesco). Esta historia de ciudades subterráneas ocultas bajo el Madrid de los Austrias, duelos en el plano astral, apariciones fantasmagóricas, conspiraciones casi sectarias y cupletistas pelirrojas es de las que se leen de un tirón, sobre todo gracias a su prosa directa (nada de florituras propias de la alta literatura: esto es un pulp a la española) y al encanto que desprende el conjunto. ¿Puede una novela española de los años 20 apostar por el fantástico en lugar de por el realismo? ¡Pues claro! Y, todo ello, sin perder el toque puramente castizo que convierte a "La torre de los siete jorobados" en el brillante perro verde de, al mismo tiempo, nuestras letras y nuestro cine.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

JQ -

Yo leí con bastante deleite "La calavera de Atahualpa". Ah,y gracias por ese enlace en el artículo. Ya me extrañó que me enlazaran "porque sí"...

Dani Lebowski -

Y es que esta peli esta rodada en España! Grandiosa, lastime que la gente no la conozca.

Grande Sebastian de Mantua.

REFO -


Lo grande esta película es que, por muchos años que pasen, seguirá tan fresca como el primer día.

Podían aprender los que hace cine ahora de cómo se hacía cine antes.

Aura -

Pues toca usted uno de mis temas predilectos, el de Emilio Carrere, del que soy fiel seguidora,y no sólo de él sino del dandy arrabalero Cansinos-Assens. Hay muchas obras españolas rarísimas injustamente olvidadas.
Un saludo.

Señor Toldo -

Yo empezaré a rastrear la película, sí señor. Ha despertado mi interés.

kalimero -

Apuntada en mi libreta queda.

Saludos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres