Blogia
Los archivos de EL EMPERADOR DE LOS HELADOS

Dibujos animados

"Mini Me, stop humping the laser"

"Mini Me, stop humping the laser"

¿La maldad tiene un estilo arquitectónico concreto asignado? O, dicho de otro modo, ¿algún estilo arquitectónico es esencialmente malvado? Este post de BLDGBLOG analiza las guaridas secretas de algunos de los villanos más memorables del videojuego. Sus conclusiones son muy lúcidas: si el jefe final es nazi o un villano de la vieja escuela, lo más común es que su guarida sea neorrománica o gótica (¿alguien dijo "Return to Castle Wolfenstein"?); si viene del espacio exterior, es muy probable que la influencia de Giger sea más que palpable. Las excepciones que propone son realmente inapelables: el interminable edificio/sede del mal en "Half-Life 2" recuerda a la Torre Starliner de "Vinieron de dentro de..." (que, como señaló Rubén Lardín en uno de sus brillantes textos para el libro colectivo David Cronenberg. Los misterios del organismo, es hermana de los "Rascacielos" de J.G. Ballard). Además de en el art decó sumergido de "Bioshock", el post se fija en otro ejemplo de guarida malvada que trasciende el lugar común: en "Shadow of the Colossus", los monstruos son su propia guarida secreta, un complejo arquitectónico vivo y en movimiento. Pero esa no es la única trasgresión de la norma en un juego en el que acabar con la sede del Mal conlleva la muerte del protagonista: "It is a game where destroying the evil lair might well have been the wrong thing to do. And yet it is all you can do". Lo cual está muy bien, pero ninguno de los colosos-guaridas del juego tiene un puñetero (abro comillas con los dedos) láser (cierro comillas con los dedos). ¿Qué hay de eso?

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Deberían haber enviado a un poeta #15: Lo tiene cuadrado

Bob Esponja cumple diez años. ¡Yay! ¡Viva! Es una de mis cinco series animadas favoritas de todos los tiempos, un referente cultural imprescindible (ver su aparición en el capítulo piloto de "Fringe") y un icono pop esencial de nuestros tiempos. Entre otras muchas cosas. Nickelodeon ha celebrado su décimo aniversario con el estreno de una nueva TV movie, The Big One, ya disponible en DVD y Blu-ray. Como parte de la campaña de promoción, Burger King no sólo ha lanzado una nueva gama de muñecos para el menú infantil, sino que ha decidido celebrar el cumpleaños de SpongeBob a lo grande con un vídeo musical inspirado en "Baby Got Back", la pieza de hip hop chorra más exitosa de todos los tiempos. Tones lo enlazó en el Focoforo, y yo no tengo más remedio que colocarlo también aquí.

Cartman el vigilante

Cartman el vigilante

¡Cómo han vuelto los chicos de "South Park"! A lo gigantesco. La semana pasada, "The Ring" abrió el fuego de la decimotercera temporada (la primera en HD) con una desopilante crítica a la mercantilización de la castidad que está ejecutando la factoría Disney a través de los Jonas Brothers. Pero lo realmente bueno ha venido esta semana con The Coon, humorada superheroica que parte de "El Caballero Oscuro" y "Watchmen", pero que en realidad recuerda mucho al "Kick-Ass" de Mark Millar y John Romita Jr. Y, bueno, a toda esta corriente de vigilantes geeks que protegen sus ciudades de... bah, que se disfrazan con retales y luego cuelgan las fotos en su MySpace.

Por supuesto, el episodio es otro truly essential para los fans de Cartman: la secuencia en la que el chico organiza una Coonicon a la que solamente acude él es oro puro. Su enfrentamiento/hermanamiento con el Butters supervillano también es glorioso. Una vez más, "South Park" ha logrado capturar un estado muy concreto de la cultura popular, el que nació tras el bombazo mundial de la última adaptación de Batman y ha eclosionado con el estreno del último trabajo de Zach Snyder. Menos mal que tenemos a Cartman para no volvernos completamente locos.

Putokrío, koming soon

Una de las cosas por las que no puedo esperar a que empiece 2009 es el estreno de "Putokrío", la serie, en Adult Swim. Fans, no hay nada que temer: esta sigue siendo la misma mandanga de siempre, pero mejor. Y... me estoy mordiendo la lengua.

Simpsonizados

  

Springfield Punx, uno de esos blogs que no se tienen que acabar nunca.

"Squidbillies": Calamares y paletos

"Squidbillies": Calamares y paletos

Este viernes se estrena en TNT "Squidbillies", la nueva serie que Jorge Riera ha adaptado y reconceptualizado (es una palabra) para la versión española de Adult Swim. Si el concepto "familia de calamares paletos" no te anima lo suficiente y necesitas saber algo más para ver el estreno (viernes 4 a las 01.45 horas), dos cosas: a) eres un ser humano patético que ni siquiera es digno de piedad; y b) la web de FHM tiene el primer episodio en exclusiva, aunque está a disposición de cualquiera para que lo embedee (también es una palabra).

"Squidbillies" es algo así como "El sheriff chiflado" conoce a "South Park", con el sentido del humor eminentemente cazurro y los guiños a la cultura redneck que se le presuponen. Su estilo premeditadamente descuidado esconde, en realidad, unos fondos alucinantes (obra de Ben Prisk), un diseño de personajes fetén y unos guiones de los responsables de "Aqua Teen Hunger Force" y "Space Ghost", entre otras joyas de la corona adultswimera (una palabra, en serio). A partir de la próxima semana, Early Cuyler y los suyos ponen sus tentáculos viscosos sobre nuestros televisores los viernes a la 01.00 h. y los sábados a medianoche. Recuerda: "es que a esas horas estoy de juerga" hace mucho tiempo que dejó de ser una excusa.

Mein Mii

Mein Mii

En un viaje de prensa para "Xtreme", un periodista español me contó una perversidad suya: le gustaba crear avatares de personas, eh, polémicas en el Mii Channel de la Wii para que, gracias a las Mii Parades, los jugadores de todo el mundo se los encontrasen como espectadores en algunos de sus juegos preferidos. O sea, que existe la posibilidad de que Osama Bin Laden y Sadam Hussein asistan como público a la recta final del circuito Coconut Mall, del reciente "Mario Kart". Al menos, esa posibilidad sigue existiendo para ellos dos, pero no para Adolf Hitler: el dictador acaba de ser baneado por Nintendo, por lo que decenas de jóvenes neonazis de la América profunda ya no podrán entrar a jugar en línea con su nick preferido. "Hitler konnte gar nichts! Nicht mal Auto fahren!" y todo eso.

La conexión Hitler-Wii no acaba aquí, sino que se extiende por dos youtubes muy salados. El primero es una pequeña ilustración de lo que contábamos arriba, pero ligeramente basada en un sueño que el dictador tuvo durante las Olimpiadas de 1936 (o que a mí me gustaría imaginar que tuvo). El segundo es otra reacreación jocosa del clímax de "El hundimiento", aunque no sea especialmente divertida... Es mejor ver la reacción de Hitler cuando se enteró de que le banearon en Xbox (sí, no es la primera vez que pasa). ¡¡Si tenía casi 2.000 puntos Microsoft!! Pobre.

Aquí están otra vez

Aquí están otra vez

Sobre el papel, los Transformers deberían haber sido una de esas ideas que la industria juguetera tuvo en los años 80 y que ahora le gustaría olvidar. ¿Robots que se transforman en coches, camiones, y radios? Nadie pensaba que un concepto así podría haber vuelto a ponerse al rojo vivo (no hablo de nostalgia fanática: hablo de un regreso triunfal a la vida), pero la estratosférica película de Michael Bay demostró que los Transformers son, de hecho, mucho más de lo que parece a simple vista. Después de ese gran paso, era lógico plantear una actualización de la serie de animación que, en muchos sentidos, fue la que convirtió a los juguetes de Hasbro en genuino icono pop ochentero. El dilema era si sus responsables debían convertir a los Transformers de 2008 en una cabalgata nostálgica o si, por el contrario, optaban por una renovación total.

Por lo que podemos ver en este pequeño avance, "Transformers: Animated" ha tomado la (en principio) sabia decisión de situarse a medio camino: tanto el diseño de personajes como el look visual tienen las raíces bien hundidas en la canónica (pero, admitámoslo, bastante deficiente) serie original, pero con un estilo que los acercan a propuestas como "Teen Titans" o "Legion of Superheroes". La idea, al parecer, es hacer que los adultos recuerden sus tardes de Decepticons y que los niños conozcan lo que es la nobleza por cortesía de Optimus Prime: quizá esa nueva versión de la clásica sintonía del programa (que, creo, es distinta a la que aparecía en la banda sonora de la película) es el mejor ejemplo de lo que se pretende conseguir. Por supuesto, "Transformers: Animated" también puede acabar saliendo estrepitosamente mal (los fans ya se están quejando de que Megatron se alíe con villanos de carne y hueso para llevar a cabo sus pérfidos planes de dominación mundial), pero he aquí la bomba que llevo todo el post esperando poder soltar: "Weird Al" Yankovic prestará su voz al Autobot Wrek-Gar.

"Transformers: Animated" se estrenará en Cartoon Network durante la próxima primavera. Con "Weird Al".

Maldita rata

 

Un blog brasileño organiza un concurso de dibujos: el tema es convertir a Mickey Mouse en el ratón más feo sobre la faz de la Tierra. El ganador fue el que tenéis arriba, deprimente y fascinante a partes iguales. Bueno, en realidad, más deprimente que fascinante. Lo que quiero decir es: miradlo bien. Me dan ganas de dejar de seguir viviendo.

El enlace, por supuesto, vía Boing Boing.

Lo nuevo de W&G

Lo nuevo de W&G

Hay cosas que hacen que el mundo sea un lugar mucho más luminoso, y no un estercolero que avanza progresivamente hacia su merecida autodestrucción. Wallace & Gromit es, sin duda, una de esas cosas: creada a finales de los 80 por Nick Park, esta inolvidable pareja de plastilina se ha convertido en el mascarón de proa de la factoría Aardman, con un buen puñado de cortos para televisión y un magistral largometraje ("La Maldición de las Verduras", 2005) a sus espaldas. El secreto de su éxito no reside solamente en el cariño con que Park trata a sus producciones, sino también en su resistencia a pasarse a la animación digital: su universo de fundas de teteras, aperitivos de queso e inventos a vapor sólo puede existir en el artesanal limbo de la animación stop motion, tan cuidada y rica en detalles que uno no puede sino ver sus aventuras com la boca abierta. Por supuesto, el talento que hay detrás detrás de los guiones y el impresionante diseño de personajes (Gromit es una de las creaciones más importantes en la historia de la animación, y lo digo tranquilamente) también ayudan.

Tras la fatiga que supuso empezar a desarrollar "La Maldición de las Verduras" nada más terminar "Chicken Run" (2000), Park ha decidido tomarse un tiempo alejado de la gran pantalla, pero eso no quiere decir que haya dejado abandonados a Wallace & Gromit: nada más lejos, porque Aardman ha anunciado hoy que ya está preparando Trouble At' Mill, un mediometraje que se estrenará las próximas navidades en la BBC. Los primeros bocetos del proyecto certifican que estamos de enhorabuena: Wallace, que ahora se ha metido en el negocio de la pastelería, pasea en góndola con un nuevo amor; mientras que Gromit vuelve a poner en marcha sus dotes detectivescas para investigar las misteriosas desapariciones de doce compañeros pasteleros de la zona. Sin lugar a dudas, no hay incendio que pueda hacer frente a la magia de Aardman: queremos tener acceso a una máquina del tiempo y a la BBC. Ahora.

Además, conozco unas cuantas maniobras

Además, conozco unas cuantas maniobras

Hace un par de años, el cómico canadiense Charles Ross se convirtió en una estrella fugaz del off-Broadway con su espectáculo One Man Star Wars Trilogy. La cosa trataba, como su propio normbre sugería, de una recreación de la trilogía original ejecutada sobre el escenario únicamente por Ross, sin ayuda de efectos especiales ni demás parafernalia: en esencia, era un hombre que te contaba tres películas en menos de una hora. Por supuesto, el secreto de su éxito radicaba en que no se limitaba simplemente a narrar los hechos, sino que el tipo tenía sentido del humor (por ejemplo, se ponía las manos alrededor de las orejas cuando le tocaba hacer de Leia) y una capacidad asombrosa para imitar los gritos de los Moradores de las Arenas o la cadencia de Bib Fortuna. Los que vieron "One Man Star Wars Trilogy" afirman que se trataba casi de un servicio religioso, de una homilía efectuada por el padre Ross. No estaba muy lejos, en suma, de esa celebrada secuencia de "El Reino del Fuego" (2002), en la que la trilogía original servía de cuento religioso para los niños de un mundo post-apocalíptico.

"Blue Harvest", el primer episodio de la sexta temporada de "Family Guy", tiene su base en lo que muy bien podría ser un homenaje a Charles Ross: en medio de un apagón, Peter Griffin decide contarle a su familia la historia de "La guerra de las galaxias" para evitar que se aburran (o, como sugiere Brian, que les de por encender unas velas y leer un libro). Lo que sigue es uno de los episodios más espectaculares y complejos de la serie, una recreación casi obsesiva del "Episodio IV" para la que el equipo ha trabajado codo con codo con los caballeros de Lucasfilm. Al igual que en la obra de Ross, las únicas variaciones que se producen en la trama son en forma de humor, pero es un humor normalmente basado en el conocimiento profundo del material: por ejemplo, hay un gag que parodia la famosa frase "Además, conozco unas cuantas maniobras", que Han le suelta a Luke justo antes de hacer que el Halcón Milenario gire levemente a la izquierda. Los fans llevan años preguntándose (en tono jocoso) si eso puede ser considerado una maniobra, por lo que verlo en una serie de animación (desarrollada por unos tíos que tienen los mismos puntos geek que ellos) resulta una experiencia casi catártica. De este modo, la devastadora comicidad de "Blue Harvest" sólo hará efecto por completo en los que nos sabemos la película de memoria, pero da la casualidad de que es, posiblemente, la película que más gente se sabe de memoria: sus diálogos ya son mantras que hemos incorporado a nuestra vida cotidiana, y secuencias como el enfrentamiento entre Ben Kenobi y Darth Vader tienen un carácter casi religioso. Así, este episodio es casi la reescritura chorra de un evangelio, la prueba de que la blasfemia bien entendida puede ser increíblemente graciosa. Y liberadora.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Y llegó Adult Swim, señora

Y llegó Adult Swim, señora

Tengo la cabeza en las nubes: el nuevo canal satelitar TNT lleva emitiendo desde el día 1 de mayo y yo no le dedico un post en condiciones hasta el 8. En mi defensa, diré que me he esperado hasta poder verlo tranquilamente (estos últimos días han sido de mucho ajetreo), amén de otras excusas igual de poco convincentes. Así que vamos a lo que importa: esto de TNT, ¿merece la pena? Pues sí, y os doy tres razones:

1) Adult Swim: ¡Por fin! La ceguera de los responsables de Cartoon Network en España nos ha privado del espacio televisivo más revolucionario del panorama durante demasiado tiempo. Aún recuerdo la danza de la felicidad que bailé cuando Putokrío me informó por mail de que TNT había comprado "Aqua Teen Hunger Force", "Robot Chicken" y "Harvey Birdman", tres series animadas fundamentales de los 00s (¿se escribe así? ¿Cómo demonios se llama esta década?). No está nada mal para empezar, mucho menos si le sumamos unos contenidos de producción propia a cargo del propio Riera o Darío Adanti.

2) The Office (US): Para disfrutar en gran calidad de imagen y versión original, que alguna ventaja tenía que tener el satélite frente a, pongamos por caso, La Sexta. Poco se puede decir de esta serie que no se haya dicho ya: jamás llegará a superar a la original (ninguna telecomedia lo hará), pero hace nuestras vidas un poco menos miserable con su fabulosa mezcla de Steve Carell, humor inteligente, Rainn Wilson, directores invitados de la talla de Joss Whedon o J.J. Abrams, episodios citables en su totalidad y Jenna Fisher. Si no te convence al principio, dale una oportunidad: yo voy por la tercera temporada y afirmo que la cosa va a más. De hecho, ahora mismo es mejor que "Extras".

3) Friday Night Lights: Es una serie que, en principio, no debería tener nada que nos empujase a verla como locos. Texas, fútbol americano, instituto, romance... ¿Dónde están los monstruos de humo negro, los psicópatas que roban cerebros y los androides con forma humana? "Friday Night Lights" no necesita nada de eso para convertirse en un producto notable: inspirada en la sensacional película del mismo título, la serie es una de las sorpresas de la temporada. ¿La clave? Unos guiones de puro acero y una banda sonora espectacular. Si todo eso no os convence, quizá Minka Kelly lo haga.

The Simpsons Trailer

Es su 20 aniversario, y "Los Simpsons" piensan celebrarlo por todo lo alto: tras el capítulo número 400 (un homenaje a la fórmula en tiempo real de "24" titulado "24 Minutes"), llegará el gran acontecimiento que todos estábamos esperando. El largometraje. El super-episodio. La releche. El último trailer de "The Simpsons Movie" es, sin ninguna duda, el más completo de los tres, pero aún seguimos sin conocer muchos datos sobre lo que se nos avencina el 27 de julio, así que analicemos las pistas que tenemos hasta ahora sobre la posible Mejor. Película. De la historia:

1) ¿Dónde está Springfield?: Tras abrir con una parodia del trailer épico y presentarnos la secuencia terminada de Homer con los perros (ya la vimos el verano pasado en versión storyboard), la voz en off nos asegura que grandes secretos serán revelados. Acto seguido, Flanders está a punto de desvelarnos la localización geográfica exacta de Springfield (uno de los chistes constantes más populares de la serie), pero no debemos tomarlo muy en serio: un vistazo rápido al atlas nos confirma que es completamente imposible que un estado linde con Ohio, Kentucky, Maine y Arizona. No obstante, esta fragmento nos confirma dos cosas muy importantes: a) los animadores han tocado el cielo con el salto a la gran pantalla (no hay más que ver el uso de la profundidad de campo, de la gran escala y del formato panorámico que se palpa en todo el trailer); y b) el rumor de que los Flanders adoptan al primogénito de los Simpsons (una de las muchas tramas posibles que circulaban por internet) parece ser completamente cierto.

2) "Solo mire en su corazón": Más pistas sobre la trama (aunque lo cierto es que parece que habrá más de una y más de dos): el señor Burns parece el único ciudadano de Springfield que se ha quedado sin energía eléctrica (el gigantesco letrero luminoso a la entrada de su mansión así nos lo indica). Por alguna razón, alguien ha pensado que sería buena idea enviar al jefe Wiggum, al doctor Hibbert y a Apu a negociar con el (muy) anciano millonario, pero lo cierto es que la cosa acaba como era de esperar: con Monty soltando a los perros. Al parecer, Homer tiene mucho que ver con el hecho de que la ciudad se haya quedado a oscuras: así se lo hace saber Marge cuando están en el dormitorio, pero parece que no es la única que le echa la culpa a nuestro héroe...

3) Queremos a Homer: El pelotón de linchamiento a la puerta del 427 de Evergreen Terrace, otra de las secuencias que ya habíamos visto en storyboard, cobra vida (al menos parcialmente) en el trailer, y el resultado es sencillamente espectacular. De hecho, su inclusión en el trailer parece pensada especialmente para que pulsemos el botón de pausa del Quicktime e intentemos identificar a todos los personajes (¡yo he encontrado al tío que pilló a Bart robando aquel videojuego!). Matt Groening ha dicho que la película estará estructurada en torno a una gran historia que afectará a todo Springfield, y lo cierto es que tiene razón: parece que hasta el abuelo Simpson acude a colgar a su hijo. Al final del trailer, tenemos una pista de cómo acaba esta secuencia: al parecer, la casa es devorada por algún tipo de terremoto místico y todo el mundo sale corriendo. ¿Afectará esto a la continuidad de la serie? Groening también ha dicho que es muy probable que los eventos de la película se reflejen en las próximas temporadas, así que parece que la respuesta es .

4) ¡Ey, es Green Day!: Ahí tienes un cameo con el que no contabas. Groening y su equipo de guionistas (que, por cierto, son los mismos de las primeras temporadas) solamente han confirmado a Albert Brooks, Minnie Driver y la verdadera Erin Brockovich, lo cual resulta un poco insatisfactorio... Sin embargo, la brevísima presencia de GD en el trailer es realmente esperanzadora: puede que "The Simpsons Movie" esté plagada de cameos sorpresa, dado que prácticamente todo el mundo va a querer salir en ella (si hasta han convencido a Alan Moore de que vuelva a salir en algo relacionado con la Fox...). Por supuesto, los personajes regulares doblados por famosos también saldrán en la película, así que eso nos garantiza a Kelsey Kramer (Actor Secundario Bob), Joe Mantegna (Fat Tony) y Harry Shearer (miembro de la troupe de Christopher Guest que presta su voz a nueve personajes principales, incluyendo a Seymour Skinner y el reverendo Lovejoy).

5) Sorpresa, sorpresa: Pese a todo, "The Simpsons Movie" aún está llena de incógnitas. ¿Qué es esa sombra gigantesca que cubre la ciudad (y que hace que a Gabbo se la caiga la mandíbula)? ¿Por qué decide Bart unirse a la familia Flanders? ¿Qué es exactamente lo que deja a Springfield sin energía? ¿Por qué tiene Homer que vagar por las montañas en un trineo tirado por perros? ¿Cuál es la razón de que Estados Unidos se ponga a lanzar sus misiles como una loca? ¿Qué pinta ese tótem gigante que aparece al principio del trailer? ¿Sadrá el doctor Nick Rivera? ¿Qué papel jugará el inconmensurable Ralph Wiggum en la trama (Groening ha dicho que su presencia será fundamental)? Solo una cosa parece clara: todo el equipo creativo (y, especialmente, James L. Brooks) está bastante emocionado con el resultado final. Excelente...

Y ahora, el turno de los quejicas. Ya sabéis, los de las-últimas-temporadas-son-muy-malas-y-la-peli-va-a-ser-una-mierda, que son los mismos que van a estar los primeros en el cine el 27 de julio. Un mensaje para estos desagradecidos de la vida: "Los Simpsons" nos han dado tantísimo (y no han exigido nada a cambio) que lo mínimo que podemos hacer es concederle el beneficio de la duda a esta película. Aunque solo sea por la agradable sensación de reconocimiento que vamos a experimentar al ver a todos estos personajes en la gran pantalla, "The Simpsons Movie" va a merecer la pena. Al fin y al cabo, estamos hablando de lo que, posiblemente, sea el fenómeno cultural más importante de finales del siglo XX y principios del XXI. Mmmmm... fenónomeno cultutal.

Life's a toon

Life's a toon

La Wikipedia ha renovado su entrada de Buffy, y lo cierto es que el resultado es impresionante: un artículo mucho mejor y más completo que el que había antes, con referencias al Piloto Infernal que Jamás Debió Ver la Luz del Día, un listado de todas las parodias televisivas (con enlaces a YouTube en los que podemos ver, por ejemplo, a Michelle Trachtenberg hablando con Alex Borstein), un listado de todas las parodias para adultos (cuatro palabras: "Muffy the Vampire Layer") y un artículo que lo cuenta todo sobre la nonata serie de animación, algo que los fans llevábamos tiempo esperando.

Surgida a partir de una idea de Joss Whedon y Jeph Loeb, la serie de animación se iba a desarrollar durante la primera temporada de su hermana mayor (es decir, cuando el Maestro aún esperaba abrir la Boca del Infierno, Buffy estaba loca por Angel, Willow estaba loca por Xander y Cordelia se dedicaba a ser Cordelia), con la diferencia de que Dawn ya había sido insertada en los recuerdos de todos los protagonistas. Prácticamente todos los actores aceptaron prestar sus voces a sus versiones animadas, guionistas como Jane Espenson o Drew Greenberg se pusieron a trabajar en las historias y Fox se hizo cargo de la producción. No obstante, algo salió mal: la cadena no sabía a quién iba a venderle un producto que (según ellos) era demasiado terrorífico para los niños y demasiado infantil para los adultos, así que Whedon y Loeb se encontraron con que el proyecto se iba al garete casi antes de empezar. Lo único que queda de la que podía haber sido la mejor serie de animación de todos los tiempos son unos cuantos ejemplos de arte conceptual (aquí os pongo un estudio de Wil) y un fragmento de ocho minutos que nunca ha visto la luz del día (y por el que, sobre decirlo, yo sería capaz de ofrecer varios dedos de la mano). Solo podemos imaginar lo que nos hubiera deparado esta serie si le hubieran dado luz verde: ¿os imagináis un episodio escrito por Marti Noxon? ¿Estaría el público infantil preparado para uno de sus festivales del dolor y la desgracia? ¿Y qué me decís del logotipo de Mutant Enemy como Big Bad?

South Park se queda sin chef

South Park se queda sin chef

El popular cantante de soul Isaac Hayes ha confirmado esta mañana lo que muchos seguidores de "South Park" nos temíamos desde hace tiempo, es decir, que abandona definitivamente la serie. O, si lo preferís, que deja mudo a Jerome "Chef" McElroy, uno de los personajes más queridos por los fans, al que Hayes llevaba dando vida desde 1997. La razón principal del abandono es, según un comunicado oficial del propio cantante, la creciente insensibilidad hacia las creencias espirituales que Trey Parker y Matt Stone muestran en la última (y gloriosa) temporada de la serie, que pasará a la historia como una de las más polémicas y agresivas. Según el mítico compositor de la banda sonora de "Shaft", hay un lugar en este mundo para la sátira, pero llega un momento en el que la sátira acaba y comienza la intolerancia y el prejuicio hacia las creencias religiosas.

Por supuesto, todos sabemos exactamente de qué va todo esto. El 16 de noviembre de 2005, Comedy Central emitió el ya antológico episodio "Trapped in the Closet", en el que Parker & Stone arremetían pero bien contra esa secta pop conocida como Iglesia de la Cienciología (y, de paso, contra su más carismático embajador). No es de extrañar que Chef no apareciera en este episodio: Isaac Hayes es cienciólogo desde hace ya algunas décadas, por lo que declaró no sentirse cómodo con el argumento del episodio ni con su visión de la fe dianética (algo que los directores de "Team America" entendieron y respetaron). Era cuestión de tiempo que Hayes se decidiera a abandonar una serie que se ha convertido en la gran bestia negra de la Cienciología: se rumorea que el propio Tom Cruise es el responsable de que "Trapped in the Closet" no vaya a ser emitido en el Reino Unido, lo que nos da una idea de hasta qué punto le ha dolido todo esto al protagonista de "M:I-III". La cuestión es que, como muy bien ha declarado Parker, Isaac Hayes nunca tuvo problemas cuando "South Park" se reía de los judíos, los cristianos o los musulmanes; pero sí ha hablado de intolerancia religiosa cuando se ha mentado al todopoderoso Xenu.

Resumiendo, que el tipo que aceptó el reto de participar en la serie en lugar de Barry White ha acabado demostrando ser igual de timorato que el propio Maestro. Si queréis saber exactamente por qué no volveremos a ver un Chef Aid nunca más (lo más seguro es que el personaje desaparezca), os recomiendo que pinchéis aquí y disfrutéis de "Trapped in the Closet" por cortesía de YouTube: os aseguro que no os vais a arrepentir.

Los dibujitos de las narices

Los dibujitos de las narices

Dan Meth es un dibujante todoterreno natural de Nueva York. Su página web es la demostración empírica de que este hombre es capaz de animar lo que sea: desde una canción hasta un éxito literario, pasando por retratos de famosos y hasta fondos para una empresa farmacéutica. Sin duda, la sección de animaciones supone el auténtico plato fuerte de la web: sus videoclips alternativos para Splack Pack ("Shake That Ass") o The Hives ("Walk Idiot Walk", surgido en pleno ciclón anti-Bush) son buenísimos, pero donde Meth parece emplearse a fondo es en su homenaje a Frank Simms, la legendaria voz en off, a través de los highlights de su carrera (entre ellos, sus colaboraciones con Bowie o Madonna y sus anuncios de Coca-Cola). A mí también me gusta especialmente su resumen interactivo del libro "Joss Whedon: The Genius Behind Buffy" y su animación del tema de Bob McFadden "The Beat Generation", aunque puede que su pieza más conocida sea "The Smart-Ass Guide to USA". Ah, tampoco dejéis de visitar su sección de cómics, sobre todo por su reformulación de la serie "24" en clave realista.

Otro ilustrador que os va a fascinar (estoy seguro de ello) es el francés Ancestral Z, responsable de los irresistibles Trillian y Marvin que tenéis a la derecha de estas líneas. Su chispeante estilo recuerda bastante a Tartakovsky, pero con una estilización y un savoir faire sencillamente arrebatador. Es imposible quedarse con uno solo de sus diseños, así que iniciemos un carrusel de recomendaciones: Debbie Harry, el casting de Perdidos, el mejor videojuego de LucasArts, el segundo mejor, el asombroso Spider-Man, Barballera, Neo & Smith, El Imperio contraataca, Leela... Como veis, hay para todos los gustos.

She'll be waiting in Istanbul

She'll be waiting in Istanbul

Últimamente, lo único que veo en la tele son dibujos animados (bueno, y "Galactica", que ya me he convertido en un fan total). Intento evitar las series que ya veía en mi infancia: ahora mismo hay un montón de dibujos nuevos y muy buenos, por lo que sería un crimen perder el tiempo viendo series mediocres de gran valor nostálgico (no digo nombres porque sé que es una actividad muy peligrosa). De todos modos, acabo de descubrir un vídeo que parece indicar que no todas las series que veíamos de pequeños eran tan mediocres como nos tememos: se trata de un fragmento de los "Tiny Toons" que podría considerarse como una suerte de videoclip alternativo para el tema "Istanbul (Not Constantinople)", de They Might Be Giants. La canción, como seguramente sabréis, es una versión de The Four Lads escrita por Nat Simon y Jimmy Kennedy; y ya gozó de un fabuloso videoclip cuando fue lanzada como single del disco "Flood" (1990) de la banda neoyorquina (que podéis ver aquí). A lo que iba: este corto musical de los "Tiny Toons" me ha hecho recordar otros highlights de la serie y darme cuenta de que, ¡ey!, no estaba tan mal. Una recuperación en DVD sería fantástica, aunque creo que es más probable que Spielberg y Warners Bros. Animation acaben de lanzar todas las temporadas de "Animaniacs" y "Pinky y Cerebro" antes de ponerse con esta.

También quería hablaros hoy de Colossus, el nuevo cómic de la flamante compañía E-Ville Press, integrada por un grupo de animadores de Pixar que planean traspasar su arte a las viñetas. El primero en demostrar su talento va a ser Mark Andrews, guionista de los cortometrajes "Jack-Jack Attack" y "One Band Man" (este último aún inédito) y una de las cabezas pensantes de la serie "Star Wars: Clone Wars". "Colossus" será publicado el próximo mes de marzo por Image Comics, y por lo que podemos ver en este avance de Newsrama, la cosa pinta muy bien: un monstruo mecánico de buen corazón que recuerda al mito del gólem, al Pneuman de "Tom Strong" y a "El gigante de hierro" del gran Brad Bird (que, no en vano, le escribirá un prólogo a su colega Andrews). No sé vosotros, pero yo estoy impaciente por ver lo que son capaces de hacer los chicos de E-Ville.

Tarde animada

Tarde animada

Cartoon Brew es el blog que hay que visitar diariamente si se quiere estar al tanto de lo último en el mundo de la animación. Su responsable es Jerry Beck, autor de un par de libros sobre el tema (el de la Pantera Rosa tiene muy buena pinta) y auténtica Wikipedia con patas en lo que a dibujos animados se refiere. Gracias a él fue como muchos nos enteramos de que hasta Popeye se había pasado al lucrativo mundo de las tres dimensiones, de que Bill Plympton le ha dirigido su último videoclip a Kanye West o de que había una cosa que se llamaba animación rusa y que era increíble.

Pues bien, esta tarde estoy aquí para recomendaros tres enlaces sacados directamente del imprescindible blog del señor Beck. El primero de ellos es otro blog igual de imprescindible: se trata de la flamante bitácora de Lou Romano, un animador norteamericano con una larga trayectoria a sus espaldas, responsable de los storyboards de "Las Supernenas" y del diseño de producción de "Los Increíbles" (los dibujos que salen en los créditos finales son suyos). Además, el tío es amigo de Henry Selick y sale en "Monkeybone", por lo que merece todos nuestros respetos. Su blog acaba de abrir este mes, así que lo que hay por ahora es bastante poco: unas magníficas láminas de los personajes más icónicos de "Star Wars" (aquí os pongo a Chewie), un cuadro del tigre Tony para celebrar el 50 aniversario de sus cereales, unas viñetas dedicadas a los furries con motivo de la última Comic-Con de San Diego, un perro y un vaquero. Habrá que seguirle la pista a este blog, porque promete mucho. Sólo una pregunta: si Romano es un titán del diseño gráfico, ¿por qué razón su weblog utiliza esa plantilla negra tan rematadamente fea? Los pobres inútiles no nos podemos permitir una bitácora deslumbrante, pero él sí...

Las otras dos cosas de las que os quería hablar rápidamente son esta página de cuadros de Joseph Holt y esta nueva entrega de la Librería del Saber de "Los Simpson". Sobre él primero poco se puede decir: el estilazo de este hombre habla por sí mismo, y las chicas tristes que suele pintar también (aquí os pongo además una galería de postales que hizo para Frederator). Sobre el libro del Tío de la Tienda de Cómics también sobran las palabras: se trata de una guía para la cultura popular que surge de uno de los pilares indiscutibles de la cultura popular. ¿Veremos publicado este manual por aquí? Con la "Guía para la vida" de Bart Simpson se forraron...

Halloween animado

Halloween animado

Como sin duda sabrán los seguidores de "Los Simpsons" (o sea, todo el mundo occidental), las series de animación norteamericanas tienen siempre un episodio de Halloween. El único denominador común que suelen tener estos especiales es un nivel de calidad muy inferior al del resto de la serie (salvo, quizás, en la de Matt Groening), aunque hay casos, como los de "Scooby-Doo" o "Casper", en los que resultan directamente una redundancia. Los chicos de X-Entertainment nos ahorran el trance de tener que recordar algunos de estos episodios con un magnífico artículo en dos partes que, aunque tiene ya unos años, aún nos depara algunas sorpresas, como el vídeo "Scared Silly" o "Halloween Is Grinch Night": yo, personalmente, no conocía ninguno de los dos, y eso que me considero bastante fan tanto de los habitantes de McDonaldland como del personaje del Dr. Seuss. Por cierto, ni se os ocurra perderos la cuenta atrás hacia Halloween que están realizando en esta página, con highlights tan irresistibles como este.

De todos modos, la animación halloweeniana no se reduce sólo a especiales televisivos: la era del píxel simpático y el gift internáutico también nos reserva algunas sorpresas, como esta colección de iconos multicolor que The Iconfactory nos lleva regalando desde 1996 o este chispeante groopyween que nos recomienda el amigo Forfy (¡gracias!). Se espera que, este mismo viernes, "La Novia Cadáver" fusione estos mundos (aparentemente) antitéticos de la animación y Halloween de manera tan perfecta como su hermana mayor, la inagotable "Pesadilla antes de Navidad".

Dos palabras: Yoda holográfico

Dos palabras: Yoda holográfico De todos es sabido que hay gente a la que le gustan más los muñecos de "Star Wars" que "Star Wars" en sí, lo cual no tiene por qué ser necesariamente malo. O sea, que comprendo que haya gente que no comulgue con George Lucas, pero si alguien es capaz de ver una figura holográfica de Yoda y decir que no le gusta, entonces ese alguien tiene un problema de sociopatía muy grave. Por no hablar de las maravillas que hizo Kenner a finales de los 70 (sí, esas que se agotaron a las dos semanas y que obligaban a los niños a esperar hasta marzo para tener sus regalos de navidad)...

Un muñeco de "La guerra de las galaxias" es, también, un fetiche tan válido como cualquier otro. Ya vimos ayer el caso de Steve Sansweet, pero hay más ejemplos: mis adorados Weezer (¡nuevo disco en las tiendas, muchachos!) son capaces de tocar todo un concierto con sus muñecos de "El Imperio contraataca" en la solapa de la chaqueta, Seth Green estuvo a punto de salvar "De perdidos al río" gracias a su muñeco de C-3PO, la Troika de "Buffy" tenía su único punto débil en su colección de figuras galácticas (sobre todo la de Bobba Fett)... Estamos hablando de artículos de plástico que, como si de una magdalena proustiana se tratara, son capaces de invadir a su propietario de gratos recuerdos de una infancia no superada. Ahora, gracias a esta página, el fetichista del juguete espacial podrá recordar aquellos maravillosos años. Si aún le queda tiempo, que se pase por aquí y que mire un poco hacia el presente, ya de paso.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres